Domingo, 21 de septiembre de 2014

| 2013/01/21 00:00

La segunda vez es aún mejor

Un recorrido paso a paso por la carrera política del reelecto presidente Barack Obama.

. Foto: AP

No llegó a la presidencia de Estados Unidos de la noche a la mañana. Su interés por la política inició desde muy joven cuando decidió estudiar derecho en la Universidad de Harvard. Desde ahí ya se veía su potencial como líder e impulsor de ideas pues no tardó en presidir la revista ‘Harvard Law Review’.

Trabajó con la comunidad y ejerció como abogado experto en derechos civiles. Luego de mudarse a Chicago dictó la cátedra de Derecho Constitucional en la universidad del mismo nombre, desde 1992 hasta 2004. Ese año llegó al Senado de Estados Unidos y fue uno de los impulsores de la ley para el control de armas convencionales y de una rendición de cuentas más exhaustiva del uso que se le daba a los fondos federales.

Mientras estaba en el Congreso también promovió la legislación relacionada con los grupos de presión, el fraude electoral, el calentamiento global y el terrorismo nuclear.

En 2007 inició campaña electoral a la presidencia e hizo énfasis en el fin a la guerra en Irak  y el aumento de  la independencia energética. Finalmente venció a John McCain, candidato por el partido republicano.

Primer round

Hoy Barack Obama repite mandato, ha hecho promesas y a la vez tiene grandes retos. Pero, cómo fue el primer mandato de Obama y cuáles fueron sus pasos para llegar nuevamente a ocupar el cargo más importante de los Estados Unidos.

Casi que recién llegado a la Casa Blanca, fue galardonado con el Premio Nobel de Paz en 2009, por sus “esfuerzos extraordinarios por reforzar la diplomacia internacional”. Obama puso fin a la guerra de Irak, trazó una hoja de ruta para la retirada militar de Afganistán y autorizó la operación que dio de baja a Osama Bin Laden el 1 de mayo de 2011.

Propuso la Ley de Reinversión y Recuperación de 2009 y firmó la Ley de Estímulo Económico por 783.000 millones de dólares para combatir la recesión. También decidió extender préstamos a la industria automotriz estadounidense para salvar casi un millón y medio de puestos de trabajo. 

En 2010 logró que se aprobaran la ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, conocida como Reforma Sanitaria. Con ella se planeaba reducir gastos, ampliar la cobertura  y mejorar la calidad de la salud pública.

Otro de sus logros en opinión de los más liberales se dio cuando acabó con la política ‘Don’t ask, don’t tell’ en la que se prohibía que miembros de las fuerzas militares expresaran abiertamente su condición sexual y se impedía el ingreso de aquellos que se incluían en un grupo diferente al heterosexual.

Por otro lado, la firma de un convenio con Rusia para reducir el número de armas nucleares desplegadas por ambos países y que a la vez le permitiría a Estados Unidos reanudar la inspección de las instalaciones nucleares rusas, es uno de los resultados más destacados del gobierno de Barack Obama en cuanto a política exterior.

Sin embargo, grandes sectores le reprochan el no cumplir la promesa de cerrar la polémica cárcel de Guantánamo y los hispanos, una fuerza creciente en Estados Unidos, le recriminan que tampoco puso en marcha una reforma migratoria. En veremos está su propuesta de terminar con el requisito que obliga a indocumentados -con padres o cónyuges en Estados Unidos- a abandonar el país. 

Él mismo también ha admitido que uno de los mayores errores de su primer mandato fue no saber "conectar" mejor con los ciudadanos y por eso había pedido una segunda oportunidad en su campaña para la reelección bajo el lema Forward (Adelante).

Otro punto neurálgico del que no se puede librar tan fácil el gobierno estadounidense es que a pesar del retiro de las tropas de Irak, aún hay presencia militar en Afganistán y Pakistán. Las intervenciones del país norteamericano en los conflictos de otros países siempre han puesto en la cuerda floja a los presidentes y Obama no es la excepción.

La forma como lleva y llevará las relaciones con Corea del Norte e Irán, que tienen en su poder gran cantidad de uranio, realizan pruebas nucleares y son enemigos de occidente, es un tema crucial. Además,  su apoyo incondicional al gobierno israelí también se convierte en centro de atención, sobre todo porque cada vez hay más países que brindan su apoyo a Palestina.

Ahora que empieza su gobierno no solo las relaciones exteriores son prioridad, sino también lograr un mayor control de la tenencia y venta de armas. Luego de la tragedia de la escuela en Connecticut, el tema se ha vuelto una obsesión para Obama, pues él mismo definió a la masacre como el peor día de su vida. 

Su primer  gobierno estuvo en la cuerda floja luego de sortear una de las más graves crisis económicas de los últimos años. Sin embargo,  los estadounidenses depositaron nuevamente su confianza en Barack Obama a pesar de que el mismo admitió que le faltó escuchar más a los que lo eligieron.

El domingo Obama dijo que su segunda juramentación es una celebración de Estados Unidos y sus ciudadanos, no de los resultados de la elección. Rodeado de su familia, rindió juramento ante el magistrado presidente John Roberts en el Salón Azul de la Casa Blanca y tras colocar su mano sobre una Biblia que la familia de la primera dama Michelle Obama ha utilizado durante años, el presidente juró "apoyar y defender la Constitución de Estados Unidos", tal como hicieron sus 43 predecesores.

"Lo que estamos haciendo es celebrarnos a nosotros mismos y a esta increíble nación que llamamos hogar". Mantuvo sus declaraciones breves y bromeó diciendo que debía guardar algunas de sus palabras para el discurso del día siguiente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×