Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/11/2014 12:00:00 AM

La senda verde de la legalización

Así pinta el negocio del cannabis con la legalización de la marihuana en Uruguay y Colorado.

Violencia, corrupción y millones de dólares malgastados en batallas absurdas. Es el saldo de la guerra contra las drogas en América, un continente que tiene la desgracia de albergar los mayores productores, carteles poderosos y el mercado más importante del mundo. Por eso es significativo que la región busque vías diferentes para enfrentar el problema y cuente con los dos primeros lugares del mundo que intentan reglamentar el cultivo, la comercialización y el consumo de marihuana. Uruguay lo hizo en diciembre. En Estados Unidos, Colorado estrenó su ley el 1 de enero y otros estados se disponen a seguir el ejemplo. En ambos casos se abre un nuevo mercado, que pagará impuestos, y un laboratorio a cielo abierto de nuevas políticas de drogas. Estas son las claves de estos experimentos.

URUGUAY

Los pasos
En 2011 empezó el debate y un año después el gobierno anunció un proyecto para legalizar el comercio de marihuana. El 31 de julio de 2013 la Cámara de Diputados aprobó la ley y el 10 de diciembre el Senado votó a favor del texto. Ahora la ley tiene que ser promulgada por el ejecutivo y reglamentada. Se prevé que para mediados de 2014 ya empiecen los cultivos legales.

El ‘capo’ legal
El Estado, a través del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), va a regular la importación, la producción, el almacenamiento, la comercialización y la distribución de la hierba. El gobierno, con base en encuestas, dice que en el país se consumen 25 toneladas anuales y otorgará licencias a cultivadores y vendedores para suplir la demanda.

Huertas especiales
La nueva ley les permite a los mayores de 18 años el cultivo personal de hasta seis plantas y una cosecha anual de máximo 480 gramos. Falta definir dónde y cómo se van a conseguir las semillas.

Farmacias verdes
Los uruguayos mayores de edad podrán comprar marihuana en droguerías con licencia. Tendrán que inscribirse en un registro nacional protegido por el habeas data. Cada consumidor podrá adquirir un máximo de 40 gramos al mes, que debería dar para un porro al día.

El club del porro
Otra opción para los consumidores será inscribirse en clubes, que aceptarán de 15 a 45 personas y que plantarán hasta 99 matas. Cada socio pagará una cuota mensual de alrededor de 30 dólares.

Granja Inc.
Agricultores con licencia estatal cultivarán marihuana con fines científicos, medicinales, recreativos y también industriales, para producir papel, telas, aceites y hasta biocombustibles con la yerba. Estos les venderán su producción a las farmacias. Toda plantación no autorizada será destruida.

De exportación
El gobierno no descartó que parte de la producción sea exportada legalmente. Desde ya Canadá, Chile e Israel mostraron su interés por comprar marihuana para fines medicinales.

Lo que falta por definir
La ley no especifica cómo se van a otorgar las licencias, qué tipo de semillas se usarán, cómo se van a registrar los consumidores. Tampoco se sabe cuál será el precio de la marihuana.

Los peros
  • La ONU advirtió que “con la legislación sobre el cannabis aprobada por el Congreso, Uruguay está violando las convenciones de control de drogas”, lo que podría acarrear alguna sanción. Añadió que la apuesta de Pepe Mujica, el presidente, de reducir el crimen con la legalización “se basa en conjeturas precarias y sin corroborar” y fue adoptada “sin considerar los efectos negativos del cannabis para la salud”.
  • Paraguay rechazó la medida y cree que el consumo nacional va a aumentar. 
  • A pesar de las campañas, el 60 por ciento de los uruguayos se opone a la medida. Muchos temen que el país se vuelva un centro de abasto para los vecinos y que eso fortalezca la criminalidad. Otros temen que aumente el consumo, aunque el gobierno planea campañas de prevención para desestimular su uso. 
COLORADO

Los pasos
En noviembre de 2012 se celebró un referendo en Colorado y Washington para legalizar la posesión y venta de marihuana para uso recreativo. El 56 por ciento de los electores dio el sí y desde entonces la ley se encuentra en la Constitución de Colorado. El 28 de mayo de 2013 el gobernador John Hickenlooper, quien se oponía al proyecto, luego de un duro debate aprobó una serie de medidas para la aplicación de la legalización en ese estado. La venta libre empezó el 1 de enero y convirtió a Colorado en pionero.

El padrino estatal
La División de Ejecución de Marihuana de Colorado aprobó más de 500 para tiendas, empresas y cultivos. El mercado potencial se calcula en 578 millones de dólares, de los que el Estado espera recibir 67 millones en impuestos.

Para los jardineros
Cada persona puede cultivar hasta seis plantas en una casa, pero el lugar debe estar cerrado y asegurado.

Tiendas verdes
Los residentes mayores de 21 años pueden comprar hasta 28 gramos, una onza, en una tienda con licencia. Los no residentes pueden comprar hasta un cuarto de onza. La venta tendrá un 25 por ciento de impuesto, más el habitual impuesto estatal del 2,9 por ciento.

Los compadres del porro
Los compradores pueden compartir una onza de marihuana con un amigo con la condición de que no haya intercambio de dinero. Como con el tabaco, no se permite fumar en ningún lugar público. Los compradores tienen que fumar en propiedades privadas mientras cuenten con el permiso del propietario. Como con el alcohol, el estado impuso un nivel máximo de THC, el principal psicoactivo del cannabis, con el que se puede manejar.

Plantaciones felices
Solo los cultivadores privados, debidamente licenciados, podrán suministrar el producto a las tiendas de marihuana. Por ahora casi todos los que plantan son dueños de tiendas y, según el tamaño de su negocio, pueden sembrar entre 3.600 y 10.200 matas.

Los peros
Gil Kerlikowske, responsable de la lucha contra las drogas de la Casa Blanca, se mostró radicalmente contrario a la legalización de la marihuana y pidió repensar la propuesta.

Aunque hay contradicciones entre las leyes federales y las estatales, el Departamento de Justicia estadounidense dijo que no perseguirá a Colorado o a otros estados que decidan legalizar el uso de marihuana recreativa. Sin embargo, advirtió que seguirá de cerca el experimento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.