Viernes, 20 de enero de 2017

| 2015/09/21 00:00

La buena suerte del refugiado sirio al que pateó la periodista

La agresión a Osama Mohsen se transformó en una oportunidad de oro. Ya tiene trabajo en España y el sábado su hijo salió de la mano de Cristiano Ronaldo en el Santiago Bernabéu.

El refugiado sirio Osama Abdul Mohsen junto a su hijo Zaid. Foto: EFE.

"I love you Madrid", repetía Osama Abdul Mohsen a su llegada a la céntrica estación madrileña de Atocha el miércoles por la noche.

"Es mi primer día en Madrid, estoy muy, muy contento", añadía el día después a los periodistas reunidos en Getafe, un municipio madrileño de 170.000 habitantes donde quiere reconstruir su vida con sus hijos Mohammad, de 18 años, y Zaid, de 7 años.

Osama, a quien le dieron alojamiento desde su llegada a la capital española, podrá reunirse pronto con su mujer, que aún está en Turquía con sus otros dos hijos.

En la noche del miércoles "durmió profundamente", dijo Conrado Galán, uno de sus benefactores. Atrás deja un largo periplo desde la frontera serbo-húngara hasta esta pequeña ciudad.

El video de este sirio huyendo de las fuerzas del orden húngaras con su hijo Zaid en brazos, caído al suelo tras una zancadilla de una periodista el 9 de septiembre, le dio la vuelta al mundo.

"Fue una zancadilla bendita", ironizó Osama.

El diario español El Mundo registró que en Siria, Osama, de 52 años, entrenaba a un equipo de primera división. Ahora ya tiene un trabajo: enseñará en una escuela de entrenadores de fútbol de Getafe.

Según señaló este jueves Conrado Galán, que dirige esta escuela junto a su hermano Miguel Ángel, solo él podía ocupar ese puesto.

"Es el candidato ideal (...) Es un hombre muy culto, es bilingüe, con lo cual se va a adaptar perfectamente", dijo. "Podrá formar a los entrenadores que tengan que ir a Dubái, a Catar, a Egipto", a todas las escuelas de estos países que les piden técnicos.

Miguel Ángel Galán, director del Centro nacional de formación de entrenadores de fútbol (Cenafe), invitó al hombre a España tras leer en un periódico que había sido entrenador del Al Fotuwa de la primera división siria.

Las imágenes también provocaron una carta de uno de sus hijos que todavía está en Turquía a "Petra", la periodista que lo hizo caer con Zaid en brazos y llorando.

"¿Por qué tanto odio?", se preguntaba. "Te voy a explicar quiénes somos. No somos ni ricos ni pobres. Somos una familia de clase media (...) no queremos nada más que la paz", escribió en su carta colgada en Facebook y publicada por el periódico español El Mundo.

Según este periódico, Osama dejó su país en septiembre de 2014 y se fue de Turquía a principios de este mes con su hijo menor.

El jueves por la mañana, el ministro del Interior Jorge Fernández Díaz se comprometió a facilitar su instalación en la ciudad.

"El principio humanitario está prevaleciendo por encima de toda consideración", afirmó el ministro, que aclaró que la situación de Mohsen es "extraordinaria".

Sin embargo, advirtió, no puede generalizarse, recordando que la posición española exige una solución global que implique una intervención en Siria, devolver a sus países a los migrantes por motivos económicos y un plan de ayuda a África.

España se comprometió a aceptar más de 17.000 refugiados de los cientos de miles llegados desde enero a Europa huyendo de Siria y otros países en guerra.

Por su parte, la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, anunció que su localidad se unirá a la red de ciudades refugio creada por Barcelona.

"Estos casos mediáticos también sirven para llamar la atención acerca de situaciones que ocurren en nuestras ciudades", dijo Hernández, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), recordando que la suya dispone de un centro de acogida para refugiados con 116 puestos.

"Estamos sufriendo retrasos en las tramitaciones burocráticas para obtener la condición de refugiado. Por lo tanto hago un llamamiento de atención a nuestro gobierno para que se agilicen", recalcó la alcaldesa de la ciudad.

El pequeño Zaid podrá escolarizarse rápidamente porque su padre tendrá el carnet "rojo" de demandante de asilo, prometió.

Por si fuera poco, el sábado antes de comenzar un partido entre el Real Madrid y el Granada, Cristiano Ronaldo sorprendió al mundo cuando salió a la cancha del Santiago Bernabéu de la mano de Zaid, y con una camiseta que decía "El fútbol profesional con los Refugiados".


Con información de AFP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.