Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/22/2011 12:00:00 AM

La UE reafirmará su apoyo a democracias árabes y su condena a Libia y Siria

Los líderes de la UE enviarán el próximo viernes un mensaje de apoyo a los países árabes que opten por el camino de la democracia, y reafirmarán su intención de mantener una línea dura con los gobernantes de países como Siria y Libia.

El Consejo Europeo adoptará una declaración en la que se trazan las grandes líneas de lo que va a ser la nueva Política Europea de Vecindad, la estrategia dentro de la que los 27 trabajan con los países de Oriente Medio y la ribera sur del Mediterráneo.
 
La idea fundamental de esta reforma -impulsada como respuesta a la "primavera árabe"- es vincular la ayuda y la cooperación europea a los avances en materia de democracia, derechos humanos y reformas económicas.
 
Esa "condicionalidad democrática" supone un cambio radical frente a la relación amistosa que la UE mantuvo durante los últimos años con gobiernos autoritarios como los de Libia, Siria, Túnez o Egipto, diana del descontento de los ciudadanos de la región.
 
El giro ya lo reconoció el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en mayo pasado al presentar las propuestas que ahora llegan a la mesa de los jefes de Estado y de Gobierno.
 
Según Barroso, Europa "ha aprendido la lección" y es consciente de que "es necesario ser más firmes a la hora de pedir reformas democráticas y respeto a los derechos humanos".
 
Esa idea quedará escenificada en la cumbre comunitaria que arranca mañana en Bruselas, donde los 27 ofrecerán un apoyo generoso a los países de su vecindad que apuesten por las reformas, al tiempo que amplían las sanciones contra el régimen sirio, uno de los que ha optado por ignorar las protestas y aferrarse al poder.
 
Se prevé que los líderes comunitarios respalden las propuestas de la Comisión para dedicar una partida de 1.242 millones de euros para promover la democracia y el desarrollo en los países de la vecindad europea (incluidos también los del este de Europa) y otorgar más financiación del Banco Europeo de Inversiones.
 
Además, como ya acordaron este lunes los ministros de Exteriores, Europa buscará facilitar el desarrollo de los países que avancen en términos democráticos ofreciéndoles acuerdos comerciales que les permitan acceder en condiciones ventajosas al jugoso mercado comunitario.
 
También, en un intento por ganarse a la población de estos países y reforzar los lazos, los Veintisiete se comprometerán a facilitar la movilidad de los ciudadanos entre el norte de África y Europa a través de su política de visados.
 
Túnez y Egipto -los dos países donde las revueltas populares derrocaron a los gobernantes instalados desde hace décadas en el poder- serán junto a Marruecos los primeros con los que la UE negociará el establecimiento de una nueva cooperación en este ámbito.
 
En el otro lado de la balanza están países como Libia o Siria, con los que la Unión Europea quiere mantener la mano dura.
 
El bloque ampliará oficialmente entre mañana y el viernes sus sanciones contra el régimen de Damasco, tras haber rechazado frontalmente el último discurso del presidente Bachar el Asad.
 
"Es un importante mensaje al régimen de que la represión es inaceptable y de que queremos ver el fin de la violencia", explicó hoy una fuente diplomática.
 
En el caso libio, y aunque comienzan a oirse dudas dentro de los países que participan en la operación de la OTAN, la intención de la UE es reafirmar su política contra el régimen de Muamar el Gadafi y apoyar a los rebeldes de Bengasi como representantes legítimos del pueblo.
 
La UE se ha propuesto aprovechar la "primavera árabe" para recuperar la iniciativa en una región del mundo que, en muchos lugares, comienza a pocos kilómetros de las fronteras europeas.
 
Dentro de ese esfuerzo, los 27 han acordado crear el puesto de enviado especial para el sur del Mediterráneo, al que aspira el secretario general de la presidencia del Gobierno español, Bernardino León.
 
Está previsto que en las próximas semanas la jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, proponga a un candidato a los 27, que deberán ratificar el nombramiento.
 
EFE


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.