Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/6/2000 12:00:00 AM

La vida imita al arte

Los 11 kurdos, miembros de un grupo de teatro aficionado, ensayaban en Londres una obra del dramaturgo Harold Pinter sobre la opresión que su pueblo sufre en Turquía. De un momento a otro policías antiterroristas rodearon el local, apresaron a los participantes y les interrogaron durante cuatro horas mientras les prohibían hablar entre sí en su idioma. En otras palabras, repitieron casi al dedillo la denuncia de la obra. El episodio, que ocurrió el 1996, concluyó la semana pasada cuando el Estado británico fue condenado a pagar al grupo 90.000 dólares por daños y perjuicios. Aunque ganaron su reclamación judicial los kurdos señalaron que el hecho fue una demostración del nivel de estereotipos que se maneja alrededor de ese pueblo montañés.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.