Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1989/05/29 00:00

LAS ALMAS MUERTAS

Gorbachov se consolida al purgar de conservadores el Comité Central.

LAS ALMAS MUERTAS

El máximo dirigente sovietico Mijail Gorbachov se aseguro la semana pasada un equilibrio de fuerzas mas favorable en el Comité Central del Partido Comunista. Mediante una complicada y hábil maniobra política, envió a la jubilación a 110 altos miembros del CC del PCUS (formado de un total de 310) que se resistían a la perestroika. La prensa occidental, que antes del plenum del Partido Comunista se habia lanzado en severos análisis acerca de la dificil situación política de Gorbachov al interior del Comite Central, se vió completamente desmentida. La reunion, convocada inesperadamente por el ala conservadora del partido, para analizar la derrota durante las elecciones del 26 de marzo, fue un exito para el presidente.
En un solo día, el dinamico líder pidió al pleno examinar un mensaje firmado por 110 personas miembros del Comite Central con la peticion de relevarlos por la "intensa actividad" de participación demandada por la perestroika.

La gran "purga" toca sobre todo las llamadas "almas muertas" de la jerarquia sovietica, casi todos hombres de Brezhnev, que en el pasado eran poderosisimos pero que recientemente ocupaban un escano sólo a titulo personal. Cincuenta y siete de ellos eran los pensionados especiales de la Union Soviética.
Sólo cinco tenían menos de 60 años, 34 entre 60 y 70, y los demás más de 70 años. Entre los nombres mas conocidos figuran el ex presidente del Soviet Supremo e histórico ministro de Asuntos Exteriores, Andrei Gromyko, e importantes mariscales y generales.

El terremoto en el Partido Comunista soviético del pasado 25 de abril aparece ahora como una tactica. La gran purga la esperaban todos y como siempre Gorbachov se anticipó en el momento justo, evitando discusiones más serias y delicadas para las cuales tanto el partido como el país no estan preparados. Es ese al menos el comentario de los expertos en cuestiones soviéticas. Naturalmente, el nuevo plenum no ha sido completamente renovado. Entre sus filas permanecen muchos ancianos y muchos personajes ligados a la vieja política brezhneviana.
En cambio, entre los que suben a formar parte del Comite Central hay varios obreros y altos funcionarios que apoyan la política de Gorbachov. Entre tanto, resulta muy diciente que Boris Yeltsin, el gran vencedor de las elecciones del 26 de marzo en Moscu, continue siendo miembro del Comité Central.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.