Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2009/09/01 00:00

Las llamas devoran bosques californianos

El incendio en Los Ángeles, California, sigue siendo "muy peligroso" y su combate se extenderá por al menos una semana más, indicaron las autoridades.

Las llamas devoran bosques californianos

Las llamas devoran bosques californianos El incendio en Los Ángeles, California, sigue siendo "muy peligroso" y su combate se extenderá por al menos una semana más, indicaron las autoridades. Más de 2.000 bomberos están luchando para hacerle frente a ocho focos que arden en el norte de Los Ángeles, según explicó Peter Bowes, corresponsal de la BBC. Funcionarios del estado de California, en Estados Unidos, reconocieron que podrían transcurrir varios días antes de que sean capaces de controlar las llamas. En apenas un día el fuego duplicó su tamaño y ahora ya se extendió por más de 347 kilómetros cuadrados de bosque. El incendio, que comenzó el miércoles de la semana pasada, ya acabó con la vida de dos bomberos, destruyó miles de hectáreas de vegetación y amenaza a por lo menos 12.000 viviendas. Poco control Frederick Stowers, portavoz del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, aseguró en una entrevista en el programa radial de la BBC World Today, que las condiciones ambientales estaban haciendo más difícil el combate al fuego. "Debemos recordar que el fuego está quemando malezas de cuarenta años de edad, con una vegetación alta de entre 4,5 metros y 6 metros y también el clima está muy caliente ahora", agregó. Stowers señaló que sólo el 5% del incendio había sido controlado hasta el momento. "Este es un fuego furioso. Hasta que no cambien las condiciones climáticas no soy muy optimista", indicó, por su parte, Mike Dietrich, del Servicio Forestal de Estados Unidos, al diario Los Angeles Times. Huir de las llamas Más de 10.000 habitantes de la zona han huido de las llamas y los residentes de unas 6.600 casas fueron obligados a evacuar. Al menos 18 casas han sido destruidas y se espera que ese número crezca, dijeron funcionarios. Ya han sido acondicionadas escuelas y centros comunitarios para albergar a los evacuados, informó el corresponsal de la BBC. Los incendios también amenazan a las torres de transmisión de las principales cadenas de televisión en Los Ángeles. El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, declaró el estado de emergencia la semana pasada y el lunes pidió a los residentes que acaten la orden de evacuación ante el avance descontrolado del fuego.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.