Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/8/2011 12:00:00 AM

Las opciones contra una posible bomba nuclear iraní

Un próximo informe del OIEA del probable progreso que ha hecho Teherán hacia la fabricación de un arma atómica pone a Occidente a considerar opciones, entre ellas la militar.

;
BBC
El Organismo Internacional de Energía Atómica, OIEA, emitirá un informe que incluiría evidencia sobre investigaciones realizadas por Irán que sólo podrían ser utilizadas para la construcción de un arma nuclear.

Aunque el informe no saldrá hasta este miércoles, varios medios -entre ellos el diario The Washington Post- ya han publicado reportajes con información filtrada.

Según el matutino, los científicos iraníes han estado elaborando un dispositivo detonador, trabajando sobre un diseño de ojiva con potencial nuclear y realizando explosiones encubiertas y simulaciones en computador.

La expectativa en torno al informe ya ha generado intensa especulación sobre cómo Occidente, en particular Estados Unidos e Israel, podría reaccionar para detener la supuesta amenaza nuclear de Irán.

Lo que publica The Washington Post sobre el documento deja entender que el contenido no es del todo nuevo.

Aunque el gobierno de Teherán siempre ha insistido que el enriquecimiento de uranio que realiza tiene fines exclusivamente pacíficos, las sospechas de un programa armamentista se manifiestan continuamente.

Nuevas revelaciones

Hay tres elementos, sin embargo, que parecen ofrecer nueva información.

La primera, que Irán ya ha desarrollado la capacidad de construir un arma nuclear. No se sabe cuánto se demoraría hacerlo pero podría tenerla si nadie interfiere.

En segundo lugar, se cree que la inteligencia que manejaba Estados Unidos sobre la interrupción de este programa a partir de 2003 es incorrecta. Lo que se piensa es que durante todo este período se ha estado activamente trabajando sobre un arma.

Finalmente -y lo que sería lo más contundente- Irán habría recibido significativa asistencia extranjera especialmente de un científico nuclear de la antigua Unión Soviética quien, aparentemente, le dio suficiente información para elaborar el arma.

Parece que también hay evidencia que la red de A Q Kahn -el padre del programa nuclear paquistaní, acusado de traficar con esa tecnología- estaría involucrada, como también el gobierno de Corea del Norte.

Ataque militar, la última opción

Aunque algunas voces ya han instado a un ataque aéreo contra Irán, la opción militar parece ser la menos probable dadas las limitaciones de inteligencia que se tiene sobre los objetivos.

"Muchos de los materiales se encuentran bajo tierra y no hay certidumbre de que se podrían destruir con un operativo militar convencional", expresó a BBC Mundo Brian Katulis, experto en políticas de Seguridad Nacional y el Medio Oriente del Center for American Progress, un centro de investigación de tendencia liberal en Washington.

"La potencial reacción de Irán a un ataque podría tener consecuencias no solo para la región sino para todo el mundo", agrega Katulis.

"Una represalia de Irán podría involucrar terrorismo y una guerra asimétrica que dispararía el precio del petróleo".

No obstante, Israel -un país que se siente directamente amenazado por la postura iraní y que ha actuado unilateralmente contra los vecinos que han tenido pretensiones nucleares en el pasado- estaría más dispuesto a actuar militarmente.

El presidente Shimon Peres declaró el domingo a un diario israelí que "la posibilidad de un ataque militar contra Irán se ve más cercana que la aplicación de la opción diplomática".

Pero Richard Weitz, investigador especializado en temas de seguridad del Hudson Institute, una institución de centro-derecha, considera que ya no es conveniente para Israel optar por un ataque.

"Dos veces lo hizo, contra Irak en los años 80 y contra Siria hace unos años. Con éste último había un solo objetivo, un solo reactor de un programa que estaba en una etapa muy temprana. El objetivo se destruyó y el programa se interrumpió", dijo Weitz a la BBC.

"El programa de Irán es tan extenso que ni siquiera Estados Unidos podría entrar a destruirlo con ataques aéreos", aseguró.

El analista señala que la única opción militar sería invadir el país, buscar los sitios nucleares, destruirlos e imponer un gobierno amigo que garantice la no proliferación de armas nucleares.

"Por la misma naturaleza de esos criterios es evidente que esas medidas probablemente no serán adoptadas", resaltó Weitz.

Diálogo frustrado

Rusia, que se opone a cualquier tipo de intervención militar insistió en que se reanuden las conversaciones entre Irán y las seis potencias mundiales, las cuales integra el gobierno de Moscú.

El canciller ruso Sergei Lavrov declaró que el único camino para abordar cualquier preocupación es el diálogo.

Pero Richard Weitz considera que la diplomacia tiene un problema inherente que se remonta a las elecciones presidenciales iraníes.

"Esa elección tuvo el peor resultado desde el punto de vista de la no proliferación", dijo.

Weitz explica que debido a la cuestionada legitimidad del gobierno, este juega la carta nuclear para estimular el fervor nacionalista.

"Se ha creado una dinámica en la que nadie en Irán quiere comprometerse a dialogar sobre el tema nuclear porque puede quedar resentido políticamente", manifestó el experto del Hudson Institute.

Sanciones, sabotaje y asesinatos

Los analistas opinan que Occidente buscará intensificar las sanciones contra Irán y fortalecerá sus defensas en la región.

Otra medida que ha dado resultados son los ataques con poderosos virus cibernéticos como el Stuxnet que, se alega, retrasó considerablemente el funcionamiento de las centrífugas. Sin embargo, no ha podido reivindicarse el resultado por la misma naturaleza de sabotaje de esos operativos.

Igualmente, están los asesinatos de científicos nucleares iraníes que podrían incrementarse en un esfuerzo para diezmar la capacidad humana del programa.

Para Brian Katulis del Center for American Progress, lo más importante que estaría revelando el informe del OIEA, son "las redes globales e internacionales que aportaron al programa nuclear iraní".

"Todos debemos estar preocupados de la existencia de esta red que ofrece tecnología y conocimiento", dijo. "Este es uno de los mayores desafíos de seguridad global, que enfrentemos esta red, así sea en Irán o en cualquier otra parte del mundo".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.