Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/11/2011 12:00:00 AM

Las prioridades de Rupert Murdoch

El magnate de los medios intenta evitar que el escándalo de escuchas telefónicas ilegales de "News of the World" frustre la compra de la principal distribuidora de televisión británica.

;
BBC
El magnate australiano-estadounidense de los medios, Rupert Murdoch, estuvo dispuesto cerrar el periódico de mayor circulación del Reino Unido, News of the World, pero no a retirarle el apoyo a la ex directora de ese semanario, Rebekah Brooks, a quien muchos responsabilizan por el escándalo de escuchas ilegales que puso fin a 168 años de historia periodística y al trabajo de unas 200 personas.

Cuando el domingo Murdoch llegó a Londres, los periodistas apostados a las afueras de su residencia le preguntaron cuál eran su principal prioridad, el empresario respondió sonriente: "esta", señalando a Brooks, quien caminaba a su lado.

Murdoch viajó al Reino Unido en lo que algunos definen como una operación de control de daños que busca evitar que el escándalo torpedee un negocio ansiado por su conglomerado News Corp: la adquisición de BSkyB, el mayor distribuidor de televisión del país.

Lo que es sin duda la principal prioridad de los negocios de Murdoch, parecía contar hasta hace unas semanas con la aprobación gubernamental garantizada, pese a las observaciones de quienes consideran excesiva la concentración de medios que ya tiene el empresario.

Disculpa insuficiente
 
Pero las revelaciones de que personal de News of the World intervino miles de cuentas telefónicas de personalidades y hasta de víctimas de crímenes y familias de soldados muertos en Irak o Afganistán, han desatado una ola de indignación que lleva a algunos a preguntarse si la gente de News Corp (propietaria del tabloide) debe acumular mas medios de comunicación.

Las disculpas ofrecidas por New of the World en su última edición de este domingo podrían no ser suficientes para aplacar la indignación y las demandas de explicaciones que hacen muchos en la sociedad británica.

Incluso todo el dramático sacrificio del histórico semanario podría no ser tan efectivo a la hora de contener el escándalo, como habrían calculado originalmente en los predios de Murdoch, sobre todo porque muchos ahora se preguntan por qué se castiga a 200 trabajadores con la pérdida de sus puestos para salvar a una sola gerente.

Montado en esa ola de indignación pública, el líder de la oposición laborista, Ed Miliband, amenaza con proponer una votación en el Parlamento para que se suspenda la aprobación de la compra de BSkyB hasta que acabe la investigación policial sobre las escuchas ilegales.

Miliband considera que la ciudadanía no aceptaría la expansión de un grupo involucrado en lo que llamó "prácticas terribles", según demostrarían las "desagradables revelaciones".

La conexión Coulson
 
El gobierno británico se encuentra en una disyuntiva, ya que uno de los acusados por el esquema, Andrew Coulson, hasta 2007 sucesor de Brooks en News of the World, fue brevemente director de comunicaciones del gobierno conservador.

Coulson renunció en 2007 a su cargo de editor del semanario al inicio del escándalo por las intervenciones, de menor escala en ese entonces y en enero dejó su cargo en el gobierno perseguido por nuevas revelaciones sobre el caso.

Este viernes fue dejado en libertad bajo fianza despúes de entregarse a la policía que abrió una investigación en su contra.

Aunque los "pecados" de Coulson no sean achacables al gobierno de Cameron, el episodio ha revuelto el debate sobre el siempre cuestionado vínculo entre políticos, periodistas de alto vuelo y dueños de medios de comunicación.

Por su parte, el independiente órgano supervisor de los medios de comunicación británicos, Ofcom, anunció que evaluará si la directiva de News Corp es"idónea" para manejar BSkyB, una evaluación que podría repercutir en la operación en ciernes.

Robert Peston, editor de negocios de la BBC, asegura que la intervención de Ofcom será "un obstáculo muy grande" en la puja de News Corp por controlar el 100% de BSkyB.

Aunque el gobierno asegura que el único criterio que usará para evaluar la adquisición es el de garantizar la pluralidad suficiente en los medios, es probable que ceda a las presiones de quienes piden posponer la decisión sobre la transacción, que involucra el pago de US$ 14.000 millones.

Sin embargo, este domingo el diario londinense The Independent cita fuentes que identifica como del Departamento de Cultura, Medios y Deportes que aseguran que los abogados del ministerio estarían estudiando la forma de dejar en suspenso el anuncio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.