Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/22/1989 12:00:00 AM

LAS PUERTAS DEL INFIERNO

En Beirut no hay dónde esconderse.

LAS PUERTAS DEL INFIERNO, Sección Mundo, edición 364, May 22 1989 LAS PUERTAS DEL INFIERNO
El París del Medio Oriente, la ciudad cosmopolita que a comienzos de los años 70 era ejemplo de tolerancia y convivencia, Beirut, se ha convertido en la antesala del infierno. En los 14 años de guerra civil en el Líbano, el Estado se ha desvertebrado y nunca como en las últimas semanas se había desatado la violencia indiscriminada contra la población civil de la capital.
El panorama de la violencia de hoy tuvo su origen remoto en la terminación del periodo presidencial de Amín Gemayel, en septiembre del año pasado. Ante la imposibilidad de llamar a elecciones generales, y frente a la inminente disolución del Parlamento por las disputas entre cristianos y musulmanes, Gemayel resolvió entregar el poder en forma interina al general Michel Aoun, comandante del ejército libanés. Este, reorganizado hace apenas un par de años, está integrado predominantemente por cristianos. El nombramiento de Aoun fue rechazado por los musulmanes, quienes establecieron su propio gobierno encabezado por Selim al-Hoss.
Aoun comenzó desde enero una serie de audaces jugadas para establecer su autoridad; en febrero tomó control de los puertos operados ilegalmente por la Falange cristiana en Beirut oriental. Pero el 19 de marzo, cuando intentó hacer lo mismo con el sector occidental, y bloqueó los puertos controlados por las milicias drusas de Walid Jumblatt apoyadas por las tropas sirias, se desató la violencia.
Los sirios y los drusos bombardearon indiscriminadamente los barrios residenciales de Beirut oriental. Desde entonces, los bandos en conflicto se han dedicado a un intercambio de cohetes, artillería y morteros, en una guerra de posiciones estáticas dirigida contra objetivos de valor militar nulo.Con cerca de 300 muertos -entre ellos el embajador de España- y miles de heridos, más de 250 mil residentes del sector musulmán han comenzado a abandonar la ciudad. Los cristianos, sin formas de salida del sector oriental, deben permanecer en sus casas esperando lo peor.
Tras la violencia que se vive en Beirut, los observadores, ven algo más que la guerra de liberación contra los sirios declarada por Aoun. Su ejército de 10 mil hombres frente al de 40 mil de sus contendores recibe un importante apoyo de Iraq, cuyo presidente Assam Hussein, querría vengarse de Siria, su peor enemigo en el mundo árabe, por haberse alineado con Irán en la llamada guerra del golfo.
Sin que se vea una salida a la crisis la Liga Arabe hace esfuerzos desesperados para lograr un acercamiento. Pero como lo dijo la radio libanesa, antes de que el suministro eléctrico se suspendiera, "se abrieron las puertas del infierno".





EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com