Lunes, 20 de octubre de 2014

| 2013/05/16 00:00

Las tres controversias que enfrenta Obama

El presidente de EE.UU. planta la cara a serias situaciones que amenazan con descarrilar su mandato

Este jueves Obama debió hacer frente a acusaciones que acusan con machar su gobernabilidad. Foto: AP / Charles Dharapak
;
AP

El presidente Barack Obama enfrentó tres controversias simultáneas el jueves, al prometer que colaborará con el Congreso para asegurarse de que el servicio de impuestos no abuse de su poder, instar a los legisladores a proporcionar más dinero para fortalecer la seguridad en las misiones diplomáticas de Estados Unidos y prometer buscar un "equilibrio" entre los intereses de seguridad nacional y la necesidad de proteger la libertad de prensa.

"Creo que vamos a ser capaces de arreglarlo", dijo Obama, hablando en particular del Servicio de Rentas Internas (IRS) y cómo ha sometido a grupos conservadores a una investigación especial. Se comprometió a asegurarse de que la agencia está "haciendo su trabajo escrupulosamente y sin siquiera un atisbo de sesgo".

Tratando de alejarse de críticas de los republicanos por la respuesta de la administración a los ataques terroristas que mataron a cuatro estadounidenses el año pasado en Bengasi, Libia, el presidente instó al Congreso a trabajar con la Casa Blanca para proporcionar más dinero para reforzar la seguridad de las misiones diplomáticas de Estados Unidos.

“Tenemos que unirnos y verdaderamente honrar el sacrificio de esos cuatro valientes estadounidenses y proteger mejor a nuestros puestos diplomáticos en todo el mundo”, dijo Obama. "Esa es la manera de aprender las lecciones de Bengasi. Así es como mantenemos la fe en los hombres y mujeres que enviamos al extranjero para representar a Estados Unidos".

Obama también recibió preguntas sobre la pesquisa gubernamental de los registros telefónicos de los periodistas y editores de The Associated Press en una investigación sobre filtraciones. El presidente dijo que no haría declaraciones sobre este caso específico, pero agregó que "las filtraciones relacionadas con la seguridad nacional pueden poner a personas en riesgo". Al mismo tiempo, señaló, el gobierno tiene la obligación de ser abierto. Dijo que el reto era encontrar un equilibrio adecuado entre el secreto y el derecho a saber.

El presidente dijo que no se va a disculpar por intentar proteger información clasificada, pero también señaló que el caso de la AP muestra la importancia de un balance apropiado entre salvaguardar la información clasificada y asegurar la libertad de prensa.

"Es una conversación que vale la pena tener".

Dijo que era un buen momento para volver a considerar una ley que proteja a los periodistas de tener que revelar informaciones, incluyendo la identidad de fuentes a las que le han prometido confidencialidad. La ley contiene excepciones en casos en que esté en juego la seguridad nacional.

Al señalar la presencia de fuerzas estadounidenses y oficiales de inteligencia en situación de riesgo en todo el mundo, Obama dijo que "parte de mi trabajo consiste en asegurarme de que estamos protegiendo lo que hacen al mismo tiempo en que nos acomodamos a la necesidad de que se informe al público y somos capaces de rendir cuentas".

Obama intenta contrarrestar la impresión que crece entre los oponentes de la Casa Blanca y también entre algunos aliados de que se ha mostrado pasivo y distante en momentos en que las controversias han envalentonado a los republicanos y amenazan sumir su segundo período presidencial en una serie de investigaciones congresuales.

Con la esperanza de recuperar el impulso, Obama esta semana ya difundió una serie de documentos relacionados con los ataques en Bengasi, en medio de insistentes presiones de los republicanos; solicitó al Congreso que reviva una ley que proteja a los periodistas de tener que revelar informaciones confidenciales; y obligó a la renuncia del máximo responsable del IRS. Se espera que el presidente que designe un nuevo comisionada interino del IRS esta semana para reemplazar a Steven Miller, quien renunció el miércoles.

El presidente habló en una conferencia de prensa en la Casa Blanca junto al primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×