Sábado, 20 de diciembre de 2014

| 2013/07/24 00:00

Le da marihuana a su hija de siete años para aliviar su dolor

Hay polémica porque un padre estadounidense insiste en suministrarle esta sustancia a su hija con leucemia para no verla sufrir.

Mykayla de siete años al lado de su hermana menor. Foto: Facebook de Brandon Krenzler.

Brandon Krenzler ha tenido que soportar el sufrimiento y la impotencia de no poder controlar los dolores de su pequeña hija de 7 años que padece leucemia.

“Una vez le diagnosticaron la enfermedad y su consecuente quimioterapia, los dolores fueron literalmente espeluznantes” afirmó.

Según el joven padre lo único que hace sentir mejor a su hija Mykayla es una dosis de marihuana. A pesar de la libertad de uso de esta sustancia en el estado de Oregon, muchos han criticado al hombre por prácticamente “enviciar” a su hija, con su estilo de medicina alternativa.

Lo que tiene escandalizados a los estadounidenses es la edad de la niña, demasiado joven para estar consumiendo marihuana. “El doctor que atiende a Mykayla nos ha dicho que somos unos criminales”, dijo Krenzler en una entrevista con The Huffington Post, mientras su hija sonreía a su lado. “Desde ese momento tuvimos que buscar otro oncólogo”, añadió.

A pesar de las críticas, Brandon Krenzler ha seguido suministrándole marihuana a la niña, ha aparecido en diferentes medios justificando su decisión y constantemente publica en su blog personal.

“Antes de la marihuana, ella no quería comer, se sentía triste y fatigada. Mi hija experimentaba todo aquello que un padre no quiere que sus hijos experimenten”, insistió el padre.


Brandon Krenzler al lado de sus dos hijas. Mykayla (la mayor) padece leucemia.

Mykayla recibe actualmente un gramo de aceite de marihuana dos o tres veces al día y jugo crudo de esta planta el cual dice Krenzler, no tiene efectos psicoactivos. Además, también suelen aplicarle marihuana en las zonas del cuerpo donde ella dice sentir algún tipo de dolor.

“No sé que sería de la vida de mi hija sin la marihuana. Estaría muy enferma, siente mucho dolor debido a las constantes biopsias de médula ósea. Además, este sería el momento en que estaría bajo los efectos de sustancias químicas muy fuertes. Con el uso de la marihuana he logrado evitar efectos secundarios de la quimioterapia como las nauseas y la neuropatía extrema”, asegura el padre de la niña.

A Brandon Krenzler no le importa que lo critiquen, lo único que le interesa es no ver sufrir a su hija y mientras la marihuana llene de vida a Mykayla la seguirá utilizando, hace poco acuñó en su Facebook y en su blog una famosa frase de Thomas Jefferson: “Ningún ser humano debería temer la persecución de su gobierno por su elección en medicina”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×