Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/26/2011 12:00:00 AM

"Legalizar drogas es la única solución": excanciller mexicano

Exjefe de la diplomacia de México, Jorge Castañeda, se mostró una vez más partidario de legalizar el tráfico de narcóticos para acabar la guerra contra las mafias.

"La única estrategia regional posible" en América Latina contra el narcotráfico "es la legalización", afirmó en Madrid el excanciller mexicano Jorge Castañeda, para quien lo único que se logra combatiéndolo, como se hace en su país, es trasladar el problema a otro lugar.

"Aun suponiendo que (Felipe) Calderón tuviera éxito" en su guerra contra el narcotráfico, que declaró nada más asumir la Presidencia mexicana en diciembre de 2006, "el éxito" significaría trasladar los problemas a Guatemala y a Honduras y a El Salvador, que, "por cierto, tienen menos capacidad para administrar el narco que México", ha asegurado.

En una entrevista en Madrid, donde se encuentra para presentar su libro "Mañana o pasado. El misterio de los mexicanos" (Aguilar), Castañeda ha destacado que esa misma situación ya se produjo en Colombia, al considerar que si "algo han ganado" los colombianos en el combate contra el narcotráfico, "han ganado empujándolo a Perú. Nada más".

"Soy totalmente partidario de la legalización", ha continuado Castañeda, para quien aunque la despenalización de las drogas "no es una panacea", ayudaría "mucho" a solucionar el grave problema de violencia que sufre México, que ha dejado en cinco años más de 40.000 muertos. La legalización, en su opinión, permitiría arrebatarle a los cárteles del narcotráfico "los enormes recursos" que tienen ahora "para reclutar gente, comprar armas, sobornar a funcionarios".

"Una gran parte de las ganancias extraordinarias del narco viene del carácter ilegal. Le quitas el carácter ilegal, bajan las ganancias. Bajan las ganancias, inevitablemente baja la violencia", argumentó.

La despenalización de las drogas tendría que ir acompañada de una estrategia de "alinear los incentivos", que consiste en perseguir a los cárteles sólo si ejercen violencia contra la gente.

Asimismo, ha abogado por que México tenga "una policía civil eficaz y grande", ya que en la actualidad "sólo" cuenta con 30.000 policías federales, mientras que Colombia y Chile, con menos población, tienen 165.000 y 50.000, respectivamente.

La violencia que desangra a su país, a su juicio, será "un tema clave" en las próximas elecciones presidenciales de 2012, ya que el siguiente Gobierno "o va a tener que seguir adelante con una guerra impopular e imposible de ganar o va a tener que salirse".

Y, en caso de decidirse por esa segunda opción, "lo puede hacer abiertamente o lo tendrá que hacer probablemente disimuladamente. Decir que sigue con la guerra y en los hechos no hacerla. Porque va a ser muy difícil decir 'ya'".

Desde que Calderón asumió el poder, en diciembre de 2006, reforzó el combate contra los grupos criminales, en particular los del narcotráfico, con el envío de 45.000 soldados y 20.000 agentes federales a las zonas más conflictivas.

Para Castañeda, esa guerra disparó la violencia: "El Gobierno declaró una guerra que no tenía que haber declarado y eso provocó la guerra entre los cárteles, la guerra de los cárteles contra el Ejército, la guerra del Ejército contra los cárteles, los cárteles contra la policía...".

Al ser preguntado por el debate abierto sobre una posible negociación con los grupos de narcotraficantes, después de que Calderón señalase que muchos en el PRI, el partido favorito para ganar las presidenciales, son partidarios de ello, Castañeda ha dicho "que no hay ninguna necesidad de negociar", aunque ha opinado, por otra parte, "que sólo se negocia con los enemigos".

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.