Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/7/2011 12:00:00 AM

Libia: crisis humanitaria y temores de una guerra prolongada

Se intensifican los combates y aumenta la cantidad de desplazados. ¿Es inevitable una guerra civil de larga duración?

;
BBC
Los temores frente una catástrofe humanitaria en Libia aumentan en momentos en que se recrudecen los combates entre rebeldes y fuerzas leales a MuamarGadafi, y surgen las preocupaciones de que la crisis en el país africano pueda derivar en una guerra civil prolongada.

Militares y opositores pelean por el control de pueblos y ciudades clave, como BinJawad, que habría pasado a poder gubernamental.

El editor de la BBC para temas de Medio Oriente, JeremyBowen, señala desde Trípoli, la capital del país, que el gobierno parece haber ganado en seguridad en las últimas jornadas, pese a que no está claro cuál es el equilibrio de fuerzas.

La actual sitación, de acuerdo con Owen, "muestra que hay un riesgo real de un conflicto interno de larga duración".

Si el coronel Gadafi "logra mantener el nivel de lealtad de sus fuerzas, no parece que la crisis se vaya a resolver de manera rápida y limpia", añade.

¿Escudos humanos?

La incertidumbre domina la situación actual. Informaciones de prensa indican que la población del enclave petrolero de Ras Lanuf huye en vehículos cargados con sus pertenencias por temor a un ataque de las fuerzas gubernamentales.

Algunos informes apuntan que los milicianos rebeldes mantienen el control del puerto y la terminal petrolera de Ras Lanuf, pero que la siguiente población occidental, BinJawad, fue capturada por las tropas de Gadafi.

El editor de la BBC para temas internacionales, JohnSimpson, explica desde las inmediaciones de esa localidad que "aquí los rebeldes están en desventaja real por dos razones. Las tropas de Gadafi, que ahora están peleando en el bastión tribal del coronel, están mejor equipadas y son más fuertes de lo que eran durante los combates en el este" del país.

De acuerdo con los rebeldes, "los partidarios de Gadafi se han apoderado de las viviendas y obligaron a los habitantes a permanecer allí como escudos humanos", añade Simpson.

Situación humanitaria

Mientras algunas agencias de noticias citan testigos que describen los combates como "carnicerías", la Organización de Naciones Unidas (ONU) nombró un nuevo enviado a Libia, el exministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Abdelilah al Khatib.

Naciones Unidas dice que Gadafi se ha comprometido a permitir que un equipo de evaluación vaya a Trípoli.

Por otro lado, un comunicado de la oficina del secretario general del organismo internacional, BanKiMoon, manifestó que "los civiles son las principales víctimas de la violencia", y pidió "que el gobierno ponga fin inmediatamente al uso desproporcionado de la fuerza y a los ataques indiscriminados contra objetivos civiles".

La declaración hizo hincapié "en que aquellos que violan el derecho internacional humanitario o cometen delitos graves tendrán que responder" por sus acciones.

En este sentido, el enviado especial de la ONU espera realizar "consultas urgentes con las autoridades de Trípoli y en la región sobre la situación humanitaria".

Hospital "atacado"

En cuanto a la preocupación humanitaria, la secretaria general adjunta de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, dijo que después de intensos combates en Misrata, a 200 kilómetros al este de Trípoli, "hay muchos heridos, algunos de gravedad, que necesitan ayuda de inmediato".

Tropas del gobierno con tanques y artillería se abrieron paso en Misrata el fin de semana antes de ser obligadas a retirarse.

"Hago un llamado a las autoridades a dar acceso sin demora (a esa ciudad) para que los trabajadores humanitarios puedan ayudar a salvar vidas", dijo Amos.

Un médico local declaró a la BBC que 21 muertos y más de un centenar de heridos habían sido llevados a su hospital, el cual -según él- fue atacado por las tropas del gobierno.

"Bombardearon todas las casas con armas pesadas. Deliberadamente destruyeron nuestra farmacia", agregó.

Con una población de 300.000 habitantes, Misrata es la mayor ciudad controlada por los rebeldes fuera de su bastión en la parte oriental del país.

La ONU estima que más de 1.000 personas han muerto en casi tres semanas de conflicto en Libia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.