Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/31/2011 12:00:00 AM

Libia: deserción del canciller "inclina la balanza" contra Gadafi

La renuncia de Musa Kusa, considerado mano derecha de Muamar Gadafi y en el pasado relacionado con el atentado de Lockerbie, supone un duro golpe para el líder libio. El diplomático es interrogado en Londres.

;
BBC
El gobierno británico confirmó en un comunicado que Musa Kusa, el ministro de Relaciones Exteriores de Libia, considerado la mano derecha  de Muamar Gadafi, voló el miércoles por la noche a Londres y renunció a su cargo en el gobierno de Trípoli.

Las autoridades del Reino Unido lo interrogan este jueves para clarificar su dimisión y obtener información sobre el régimen que puede ser clave para la coalición internacional en su operación de bombardeos.

"Podemos confirmar que Musa Kusa ha llegado al aeropuerto de Farnborough desde Túnez", informó el ministerio de Relaciones Exteriores británico, el Foreign Office, en un comunicado.

"Viajó aquí por propia voluntad. Él nos ha dicho que renuncia a su cargo", afirma el texto.

Sin embargo, un portavoz del gobierno libio negó que Musa haya desertado y aseguró que se encuentra en el Reino Unido "en una misión diplomática".

Kusa llegó al Reino Unido por sorpresa en lo que se cree que fue un avión militar británico, informa el corresponsal de temas diplomáticos de la BBC, Humphrey Hawksley.

"Añadir presión"
 
El ahora excanciller es considerado el responsable del viraje de la política exterior libia que reintrodujo al país en la comunidad internacional tras años de sanciones.

"Musa Kusa es una de las figuras de más alto rango en el gobierno de Gadafi y su función consiste en representar al régimen en el mundo, algo que él ya no está dispuesto a hacer", dice el comunicado del Foreign Office.

El excanciller británico Jack Straw le dijo este jueves a la BBC que "la aparente deserción de Musa Kusa -sin duda, su visita no programada- será un factor muy importante al añadir presión contra el régimen de Gadafi e inclinar la balanza en su contra".

Londres instó a otros miembros del gobierno de Libia a que se alejen de su líder.

"Exhortamos a aquellos del entorno de Gadafi a abandonarlo y abrazar un futuro mejor para Libia que permita una transición política y una reforma real, que respondan a las aspiraciones del pueblo".

Previamente, el canciller británico, William Hague, anunció que cinco diplomáticos libios estaban siendo expulsados ??del país. El ministro dijo que los cinco, entre los que figura el agregado militar, "podrían suponer una amenaza" para la seguridad del Reino Unido.

Hombre clave y polémico

La deserción de Kusa marca un nuevo giro en una carrera que se remonta a más de tres décadas.

Su llegada al Reino Unido contrasta con su nombramiento como embajador de facto del coronel en Londres, en 1979.

Después de haber abogado por el asesinato de disidentes libios en suelo británico en una entrevista para el diario británico The Times y de manifestar admiración por los militantes del Ejército Republicano Irlandés (IRA) que luchaban contra el Estado británico, fue expulsado del Reino Unido al año siguiente.

También se le ha cuestionado por supuestamente ser uno de los cerebros del atentado contra un avión de pasajeros en Lockerbie, Escocia, y por su cercanía con Abdelbaset al-Megrahi, el único condenado por el hecho que se cobró la vida de 270 personas -la mayoría estadounidenses- en 1988.

Con los años fue matizando su estilo radical y desempeñó un papel clave en la negociación de compensaciones para las familias de las víctimas de Lockerbie y de un ataque similar en Níger.

En la víspera de la revuelta de Libia, en febrero, los esfuerzos de Kusa por rehabilitar la imagen de Libia en el concierto internacional parecieron dar sus frutos: estableció vínculos comerciales con compradores de petróleo en toda Europa y le abrió las puertas a Gadafi en París y Roma.

En Libia, el nombre Musa Kusa es sinónimo de lealtad a toda prueba y de una militancia implacable durante décadas.

"Un hombre fuerte de los comités revolucionarios, columna vertebral del régimen libio y asesor de confianza de Muamar Gadafi" es como lo describe la agencia de noticias AFP.

Según un artículo del periódico británico The Observer, un perfil confidencial preparado por la inteligencia británica en diciembre de 1995 lo describió como el jefe de la "institución de inteligencia principal de Libia, responsable de apoyar a organizaciones terroristas y de perpetrar actos de terrorismo patrocinados por el Estado".

Sin embargo, nunca ha sido acusado formalmente de ningún de los ataques contra objetivos occidentales atribuidos a Libia en la década de 1980.

Cualquiera que sea el rol futuro de Kusa, sin duda será una valiosa fuente de información sobre el régimen de Gadafi.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.