Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/28/2011 12:00:00 AM

Libia: ¿es la OTAN la fuerza aérea de los rebeldes?

El avance de los opositores con la ayuda de los bombardeos de la coalición reaviva los cuestionamientos sobre la legitimidad de la intervención militar.

;
BBC
Los recientes avances de los rebeldes hacia el oeste de Libia -luego del repliegue de las fuerzas de Muamar Gadafi bombardeadas por las fuerzas internacionales- hacen que muchos se pregunten si la coalición está actuando como un "brazo aéreo" de los insurgentes.
 
También surge el interrogante de si esto es amparado por la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
 
En las últimas horas, los opositores tomaron los puertos petroleros clave de Brega y Lanuf Ras y las poblaciones de Uqayla y Bin Jawad, donde encontraron poca resistencia tras la retirada de las fuerzas gubernamentales, las que han sido sometidas a la presión de los bombardeos aéreos internacionales.
 
Como explica desde Libia el periodista de la BBC Ben Brown, "después de varios días de estancamiento, los rebeldes han cobrado impulso, aunque sea sólo porque han tenido tanto la ayuda de los ataques aéreos de la coalición que han destruido en tierra los tanques y la artillería de Gadafi".
 
Por su parte, el editor internacional de la BBC, John Simpson, comenta desde Trípoli: "Hace tres semanas parecía obvio que la moral de las fuerzas de Gadafi no era alta y ahora, en combinación con el ataque de las fuerzas de coalición, ésta tendría que haber empeorado".
 
Y en momentos en que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) asume todas las operaciones en Libia, reaparece el debate sobre si es legítimo, y legal, que EE.UU., Reino Unido, Francia y otros aliados utilicen el poderío aéreo en favor de una de las partes.
 
"Ni más ni menos"
 
Para Trípoli, los aliados están "sobrepasando" el mandato de la ONU de proteger a los civiles.
 
El portavoz del gobierno libio, Moussa Ibrahim, dijo que es innecesario que continúen los ataques aéreos y aseguró que estos forman parte de un plan para poner a Libia "de rodillas".
 
Entretanto, el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, enfatizó este lunes que, con los ataques aéreos, "la coalición está interviniendo, de hecho, en una guerra civil interna, lo cual no está avalado por la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU".
 
Sin embargo, en declaraciones a Gavin Hewitt, de la BBC, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, insistió en que la alianza es "imparcial" y que sólo busca proteger a la población civil dentro de los límites establecidos por el mandato del Consejo de Seguridad de la ONU. "Ni más ni menos", aseveró.

Un "beneficio adicional"
 
En la misma línea, y también en declaraciones a la BBC, el ministro de Defensa del Reino Unido, Liam Fox, rechazó rumores sobre un supuesto plan para armar a los rebeldes, debido a que eso iría en contra del embargo de armas a Libia, "algo que tenemos que aceptar".
 
Pero Fox reconoció que, gracias a la intervención aliada, los rebeldes están ganando terreno, lo cual "producirá una dinámica muy diferente y un equilibrio distinto" dentro de Libia.
 
Para Fox, el derrocamiento de Gadafi no es el objetivo de la intervención en Libia, aunque ésta "se detendrá cuando el régimen deje de matar civiles".
 
En sus palabras, derrocar a Gadafi "es una aspiración", pero no es parte de la resolución de la ONU.
 
"Si Gadafi cae, por supuesto, es un beneficio adicional".
 
Lo que parece estar claro para la mayoría es que la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no permite intervenir más allá de lo necesario para proteger a la población civil. O, al menos, que el apoyo a los rebeldes no sería el primer objetivo de la intervención.
 
Dos aproximaciones
 
No obstante, muchos han señalado "ambigüedades" en el texto y que bajo la cobertura de la "protección de civiles" se pueden escudar las principales intenciones de Occidente, que serían conseguir un "cambio de régimen" mediante el apoyo al rebelde Consejo Nacional Libio, al que ya Francia y ahora Catar reconocen como legítimos representante de la población libia.
 
Félix Arteaga, investigador principal de Seguridad y Defensa del Real Instituto Elcano de Madrid, le explica a BBC Mundo que la resolución 1973 se da "en un contexto estratégico en el que Gadafi se acerca a Bengasi y puede crear una situación de riesgo humanitario, pero también en un contexto estratégico de que Gadafi va a ganar la guerra. Acción militar y cese el fuego son las tendencias que aparecen en la resolución".
 
Una vez "establecida la zona de exclusión aérea, ahora el problema es cómo se parar los combates en tierra. ¿Paramos los combates de los dos partes: rebeldes y leales o sólo paramos los de los leales a Gadafi y derrocamos al régimen?".

No obstante, "como el mandato no dice que hay que cambiar al régimen, la coalición se ve en el problema de que reconciliar dos aproximaciones, la de los que se abstuvieron y los que querían usar la fuerza. Como la resolución es un compromiso -y no hay forma de decir en una resolución de Naciones Unidas que se quiere derrocar a un régimen porque eso eso es una interferencia en asuntos internos- el mecanismo que se usa es el de injerencia humanitaria o responsabilidad de proteger civiles".
 
Pero aquellos a favor de usar la intervención basados en la ley internacional humanitaria "deben reconocer que hay dos partes en el conflicto y que es una guerra civil, aunque me temo va a ser muy difícil hacer que se reconcilien las dos visiones", señala Arteaga. Y a medida que escale la guerra, sostiene, se hacen más visible las contradicciones y "que hay un claro apoyo a los rebeldes".

Gustavo Morales, analista de temas internacionales y subdirector de la revista de temas de defensa War Heat, cita como una de esas contradicciones que "la protección de civiles se refiera a las zonas rebeldes del oriente de Libia cuando son tan civiles los libios que viven en Trípoli como los que viven en Bengasi. Mientras que Trípoli está siendo bombardeado, Bengasi está siendo protegido".
 
La población civil -le comenta Morales a BBC Mundo- "se compone de rebeldes que están combatiendo al régimen de Gadafi, se compone de leales que están combatiendo el Estado libio y se compone, también, de una población que está entre dos fuegos".

Y "el pueblo libio es mucho más de lo que ha definido el Consejo de Seguridad Naciones Unidas", concluye.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.