Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/9/2011 12:00:00 AM

Libia: pros y contras de una zona de exclusión aérea

Mientras Occidente debate sus opciones, Muamar Gadafi dijo que la medida prueba que la comunidad internacional quiere invadir su país y quedarse con el petróleo.

;
BBC
Cada vez son más las voces que demandan el establecimiento de una zona de exclusión aérea sobre Libia, en principio para evitar el bombardeo de posiciones civiles por parte de la fuerza aérea del coronel Muamar Gadafi.

Estados Unidos y el Reino Unido indicaron el martes que estaban considerando seriamente la opción, aunque la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, fue clara al afirmar que la decisión final sobre el tema le correspondía a Naciones Unidas y no a Washington.

La medida cuenta con el apoyo de Francia y de la Organización de la Conferencia Islámica, que agrupa a la gran mayoría de países musulmanes.

Pero la posibilidad no parece entusiasmar ni a China ni a Rusia, países que tienen derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Y los expertos militares están divididos sobre la verdadera utilidad de la medida, así como sobre lo que es necesario en la práctica para su implementación.

Gadafi desafiante

Por lo pronto, los rebeldes que intentan expulsar a Gadafi parecen estar convencidos de que el establecimiento de una zona de exclusión área es una condición necesaria para poder aspirar a una victoria militar.

"Nosotros completaremos nuestra victoria cuando se nos entregue una zona de exclusión aérea", dijo Hafiz Ghoga, portavoz del Consejo Nacional Libio de los rebeldes en declaraciones recogidas por la agencia Reuters.

"Si hubiesen medidas que le impidiesen (a Gadafi) reclutar mercenarios, su fin llegaría dentro de horas", afirmó Ghoga durante una conferencia de prensa brindada en la ciudad rebelde de Bengasi, en el este de Libia.

Sin embargo, Gadafi se mostró desafiante ante la posibilidad, llegando a afirmar que la medida podría más bien ser beneficiosa para su causa.

"Si toman esa decisión eso sería útil para Libia, porque el pueblo libio entonces se daría cuenta de la verdad, de que lo que quieren (los líderes occidentales) es hacerse con el control de Libia y robar su petróleo", dijo Gadafi en una entrevista transmitida por la televisión estatal turca.

"Entonces todo el pueblo de Libia tomaría las armas para combatirlos", advirtió.

¿Preludio de una intervención militar?

Parte del dilema que enfrenta la comunidad internacional es que el establecimiento de una zona de exclusión aérea es visto por muchos como un paso previo para una intervención militar.

La medida le prohibiría a Gadafi utilizar la fuerza aérea para bombardear posiciones rebeldes o para trasladar de tropas y armamentos.

Pero si la fuerza aérea libia viola la zona de exclusión, sus aviones tendrían que ser derribados por las tropas internacionales.

Recientemente, zonas de exclusión aérea fueron establecidas en el norte y sur de Irak luego de la primera Guerra del Golfo, en 1991, para proteger a las poblaciones kurdas y chiítas que se habían levantado en contra de Sadam Hussein.

La medida también se empleó durante la guerra de Bosnia entre 1993 y 1995.

En ambos casos, su implementación estuvo asegurada por numerosos vuelos de vigilancia por parte de las tropas internacionales.

Sin embargo, según el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, en el caso de Libia la medida requeriría primero del bombardeo de todas las defensas aéreas del coronel Gadafi.
Y personalidades como el senador estadounidense John Kerry han indicado que también sería necesaria la destrucción de aeropuertos y autopistas para evitar el posible despegue de los aviones libios.

Utilidad discutida

Por lo pronto, además de la potencial oposición de Rusia y China en el seno del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Occidente también está sopesando la verdadera utilidad de la medida.

Durante el lanzamiento de su último reporte sobre el equilibrio militar en el mundo, el martes, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés) advirtió que una zona de exclusión aérea tendría poco impacto sobre la capacidad de ataque de las fuerzas leales a Gadafi.

Según el IISS, en estos momentos la principal amenaza de la fuerza aérea libia reside en sus helicópteros artillados, cuyos desplazamientos son más difíciles de detectar.

Y como explica el especialista en relaciones internacionales de la BBC, Jonathan Marcus, "el uso de la fuerza aérea por parte de las tropas pro Gadafi todavía no han demostrado ser un factor decisivo en los combates".

Así las cosas, Occidente tendrá que pensarla muy bien antes de involucrarse en nueva aventura militar en el mundo árabe.

Aunque la perspectiva de una victoria de Gadafi tampoco parece ser especialmente atractiva para Londres, París o Washington.

Estancamiento militar

Según Marcus, el objetivo de los últimos ataques de las tropas leales a Gadafi a la ciudad de Zawiyah parece ser fundamentalmente el de consolidar su control sobre las zonas cercanas a la capital, Trípoli.

Las fuerzas gubernamentales también intentan avanzar hacia Ras Lanuf para "arrebatarle" a los rebeldes al menos una ciudad más.

En los últimos días el viento parece estar soplando del lado de Gadafi, pero si la oposición puede mantener su control sobre el oriente del país, eventualmente podrá armar y entrenar mejor a sus fuerzas.

"Sin embargo, aparte de su falta de poder aéreo, los opositores también carecen de la movilidad necesaria para, por ejemplo, trasladar armamento pesado hacia el oeste y constituirse así en una verdadera amenaza para las poblaciones claves de la costa", explicó Marcus.

Y, eventualmente, esto podría traducirse en un estancamiento militar que terminaría extendiendo en el tiempo la duración del conflicto, apuntó nuestro corresponsal.


 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.