Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2014 12:00:00 AM

Líder de famosa iglesia antigay, en su lecho de muerte

La Iglesia Bautista de Westboro es conocida por protestar en funerales de soldados y homosexuales.



Fred Phelps, cabeza de la controversial Iglesia Bautista de Westboro ubicada en Kansas (EE. UU.), está bajo el cuidado de un hospicio y, supuestamente, no se espera que viva por mucho tiempo.

Nate Phelps, uno de los 13 hijos del hombre de 84 años y quien decidió abandonar la vida agitado de su familia, publicó en su perfil de Facebook que su padre está "al borde de la muerte". También dijo al Huffington Post que su padre fue expulsado de su propia iglesia y comunidad el año pasado.

Nate abandonó la iglesia en 1980. "Es terriblemente irónico que su devoción a su dios termine de esta manera, destruido por el monstruo que creó".

Otro de los hijos de Fred que se desvió de la ruta Iglesia Bautista de Westboro, Mark Phelps, confirmó la noticia.

Steve Drain, un portavoz de la iglesia, confirmó que Phelps recibe cuidados paliativos, pero que "la fuente que dice que está cerca de la muerte no está bien informada".

“Es un hombre viejo y los viejos tienen problemas de salud”, dijo.

"Me siento triste por todo el daño que les ha causado a tantas personas. Me siento triste por los que van a perder a su abuelo y al padre que amaban. Y estoy amargamente enfadado porque mi familia está bloqueando a los que nos fuimos de verlo y despedirnos", dijo Nate.

La Iglesia Bautista de Westboro es tristemente célebre por protestar en los funerales de militares estadounidenses y contra la homosexualidad, muchas veces con consignas insultantes como "Dios odia a los mari***”, “gracias a Dios por el sida”, o “gracias a Dios por los soldados muertos”.

Otra de sus afirmaciones polémicas es que los atentados terroristas del 11 de septiembre en el 2001 en EE. UU. son un castigo de Dios consecuencia de la inmoralidad y la tolerancia social a la homosexualidad y el aborto.

De hecho, la Iglesia tiene una página web con una lista en la cual describe, con citas de la Biblia, la razón por la que Dios odia a cada país. En la sección de Colombia, por ejemplo, dice: "¿Adorar ídolos es lo suyo? No se preocupe, la Iglesia Católica Romana está a la mano".

Además, señala que “Colombia está gobernada por corruptos; bastardos justifican su odio por todo, fomentando el concepto de 'plata o plomo' (...). Colombia es pro-mar*** y pro-asesinato. ¿Eso es suficiente para convencerlo de que Dios odia a Colombia?”.

La semana pasada, un tribunal de Missouri decidió que los manifestantes Westboro deben permanecer a una distancia similar a la de un campo de fútbol de funerales, informó US Today.

Phelps y los miembros de su Iglesia han asediado a las familias dolientes de miembros de la comunidad LGBTI en Kansas y otros estados de EE. UU., dijo Thomas Witt, director ejecutivo de Equality Kansas, durante una declaración.

Pero Witt añadió: "Este es nuestro momento como comunidad para superar el dolor, la ira y los conflictos que sembró, y para mostrar al mundo que somos personas bondadosas y compasivas que respeten la privacidad y la dignidad de todos".

Nate Phelps dijo que no tiene duda de que algunas personas querrán protestar en el funeral de su padre, pero añadió: "Me gustaría que no lo hicieran".

Sin embargo, parece que quienes desean boicotear el funeral del polémico líder se quedarán con las ganas. Así lo expresó en Twitter uno de sus miembros. En el mensaje, una de las numerosas cuentas de la organización dice que "no adoramos a los muertos en esta Iglesia, así que no habrá funeral público (...) para protestar".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.