Domingo, 22 de enero de 2017

| 2010/11/13 00:00

A limpiar la cara

Los republicanos están empeñados en rescatar la imagen del ex presidente George W. Bush pensando en las presidenciales de 2012.

El ex presidente Bush lanzó su libro de memorias la semana pasada. La obra viene a sumarse a la campaña de los republicanos, que incluye vallas en las carreteras de algunos estados.

Parece una carambola a tres bandas. El martes pasado, una semana después de que la oposición republicana derrotó a los demócratas en las elecciones legislativas de Estados Unidos, las memorias del ex presidente George W. Bush llegaron a las librerías. ¿Simple coincidencia? No. A solo dos años de los próximos comicios presidenciales, los republicanos saben que para echar a Barack Obama de la Casa Blanca necesitan rescatar la imagen de Bush y son conscientes de que su nuevo libro, Decision Points, es un paso más hacia ese objetivo.

La publicación se convierte en el capítulo más reciente de lo que algunos columnistas han bautizado "Proyecto de Rehabilitación de Bush". La cruzada comenzó en febrero, cuando en Wyoming, un pueblo de 3.500 habitantes en Minnesota, apareció una valla en la que una foto de Bush iba ilustrada con la pregunta: "¿Me extrañan ya?". El eslogan pegó. En medio de la creciente impopularidad de Obama, la frase terminó adornando tazas de café, llaveros y camisetas.

En marzo, el ex presidente volvió a sonar cuando su antiguo asesor político Karl Rove lo defendió en un libro. En abril, su esposa, Laura, publicó Hablando desde el corazón, en el que arremetió contra dirigentes demócratas. En octubre, Bush volvió a ser noticia con las memorias de su secretaria de Estado Condoleezza Rice. Y en algunas semanas lo volverá a ser cuando salgan las de su vicepresidente Dick Cheney y su secretario de Defensa Donald Rumsfeld. Mientras tanto, otros miembros de su entorno lo reivindican en medios como el canal Fox, el diario The Washington Post y la página de Internet The Daily Beast. Por si fuera poco, Bush lanzó la primera bola en un partido de la Serie Mundial de Béisbol. El aplauso fue atronador.

Y la cruzada está dando resultados. Una encuesta de la CNN concluye que mientras el 47 por ciento de los gringos cree que Obama es mejor presidente que Bush, el 45 por ciento piensa lo contrario. Virtual empate técnico. Ni Richard Nixon ni Jimmy Carter, que salieron mal parados e iniciaron campañas semejantes, consiguieron algo parecido en tan corto tiempo. ¿Por qué Bush sí? Tal vez porque, como dice su secretario de Comercio Carlos Gutiérrez, Obama, "al hacerle frente a la realidad, entendió que no es fácil gobernar y se acercó a las posiciones" de su antecesor. Y es que ha hecho cosas típicas de Bush, como mantener Guantánamo y mandar más soldados a Afganistán. Pero falta mucho para las presidenciales y solo en ese lapso se sabrá si la campaña les servirá a los republicanos en su afán de regresar a la Casa Blanca.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.