Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/15/2011 12:00:00 AM

Lo que diferencia a Irán de Egipto

Las últimas manifestaciones en Irán tienen relación con las protestas que sacuden el mundo árabe. Pero ambos movimientos tienen elementos que los diferencian.

;
BBC
Irán vio este lunes las mayores protestas desde 2009. Según fuentes oficiales, dos personas murieron en los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía. La asociación de las escenas en Teherán con las protestas en Egipto es casi inevitable. Pero, ¿qué relación guardan ambos movimientos?
 
Los manifestantes de Teherán lanzando piedras contra las fuerzas de seguridad tienen un referente inmediato en las protestas de El Cairo y hay quien asegura que esta semana la ola de revueltas en el mundo árabe salpicó a Irán.
 
Sin embargo, a pesar de los fuertes vínculos culturales y la proximidad geográfica, el movimiento opositor iraní tiene numerosos elementos que lo diferencian de sus vecinos árabes.
 
Aunque las protestas en Irán se podrían enmarcar en el contexto de las revueltas recientes en Egipto y otros países de la región, tienen sus raíces más atrás y se relacionan con el "movimiento verde", surgido como reacción a los resultados electorales de septiembre de 2009.
 
El "movimiento verde"
 
"El movimiento opositor dice que no representa una ideología concreta. Los líderes principales enfatizan que la constitución actual debe ser respetada y que cualquier necesidad de cambio se debería hacer después. Pero siempre han dicho que cualquier persona con ideas diferentes, que se oponga al gobierno y pida democracia, es bienvenida", comenta Keihn.

Sin embargo, al contrario que en Egipto, en Irán es difícil determinar cuál es el alcance real de las protestas y su arraigo social.
 
"El movimiento verde es tan ecléctico que es difícil ponerle un número y un lugar. Es verdad que hay un magma de descontento en la sociedad iraní por cuestiones tanto políticas como económicas. Pero no es posible saber cuál es el apoyo real de los opositores porque no se ha podido expresar libremente. Mientras que en Egipto se veía que la gente iba tranquilamente a las manifestaciones. Aquí no es posible", indicó Martín.
 
Como señaló Ángeles Espinosa, reportera del diario español El País, "a diferencia de en Túnez y en Egipto, donde los militares decidieron no disparar contra sus ciudadanos, el monopolio de la fuerza en Irán lo ejerce la Guardia Revolucionaria, los temidos pasdarán, una suerte de Ejército ideológico cuya fidelidad al régimen está fuera duda".
 
"Muerte a..."
 
En este sentido, la prohibición y represión del gobierno iraní contra los manifestantes en las calles de Teherán contrasta con el discurso oficial, que intentó presentar las protestas en Egipto como una repetición de la Revolución iraní de 1979.
 
"El gobierno trata de poner la pelota en su tejado y entiende la ola de protestas en el mundo árabe desde la perspectiva de un eco de la Revolución Islámica. Otra cosa es que esa perspectiva sea la verdadera", señaló Martín.
 
"La nación iraní es su amiga y tienen el derecho de elegir libremente su camino. Irán apoya ese derecho", aseguró el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad el viernes pasado en su discurso conmemorativo del 32 aniversario de la Revolución Islámica.
 
Frente al mandatario, una multitud coreaba gritos de "muerte a Mubarak".

Tres días después, miles de manifestantes cantaron una consigna similar –"muerte a los dictadores"-, pero esta vez dirigida contra el gobierno iraní.

Posiciones contradictorias
 
Los enfrentamientos entre los manifestantes -cuya protesta no había sido autorizada- y las fuerzas de seguridad causaron la muerte de al menos dos personas.
 
A diferencia de la actitud prudente que mostró Washington al principio de las movilizaciones en Egipto -donde el expresidente Hosni Mubarak había sido uno de los aliados más fieles de Estados Unidos en la región-, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, calificó de "hipócrita" al gobierno iraní y mostró su apoyo a los manifestantes.
 
Este martes, 223 miembros el parlamento iraní emitieron un comunicado en que se culpa a los líderes opositores Hussein Mousavi y Mehdi Karroubi –a quienes se les impidió unirse a las protestas- de los disturbios del día anterior y se les acusa de sedición. Un grupo de parlamentarios llegó incluso a exigir la ejecución de los líderes opositores.
 
"La posición del gobierno ante las protestas en Egipto y la actitud que está mostrando ante los manifestantes en Irán es contradictoria. Lo que dicen los manifestantes es que su protesta no es un eco de la Revolución Islámica, sino una petición de democracia que también tiene sentido en la actualidad en Irán", sugirió Keihn.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.