Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/3/2011 12:00:00 AM

Los amos del universo: conozca a los hombres mejor pagados del mundo

Un recorrido por los que más ganan en la estratosfera del mundo financiero. Quiénes son, cuánto ganan y por qué.

;
BBC
Hay gente en este mundo a la que el salario de un banquero le parece nada más que monedas.
 
Personas que ni siquiera considerarían levantarse de la cama por los US$13 millones que Goldman Sachs le pagó el año pasado a su jefe, Lloyd Blankfein.
 
Y es que ese "insignificante" paquete equivale a únicamente a unos pocos días de trabajo de algunos ejecutivos del mundo financiero increíblemente bien remunerados.
 
Si los banqueros viven en otro planeta, dice John Purcell, un cazador de talentos que reside en Londres, "estos tipos viven en su propio universo".
 
¿Cuántos? ¿Quiénes?
 
Pero, ¿cuánto ganan estos sujetos, que son casi exclusivamente hombres?
 
Como explica Richard Anderson, corresponsal de Economía de la BBC, a la cabeza de la tabla estamos hablando de unos US$4.000 millones. Sí: cuatro mil millones de dólares.
Esto incluye, por supuesto, bonos y comisiones, además de salarios. De hecho, su salario es sólo una mínima parte de lo que ganan.
 
¿Y quiénes son? Son gerentes de fondos de protección, (mejor conocidos por su nombre en inglés, hedge funds), es decir, inversionistas que compran y venden instrumentos financieros con el objetivo declarado de hacer dinero para sus clientes, y para ellos.
 
Averiguar más sobre ellos es tremendamente difícil.
 
"Son un grupo bastante privado", explica Purcell, "en gran medida por lo mucho que ganan. Mantienen en secreto la mayor parte de lo que hacen".
 
Pero descubrir cómo han llegado a hacer tanto dinero es más sencillo.

Mitos populares
 
Como explica Anderson, los fondos de inversión de riesgo son uno de los productos financieros menos comprendidos.
 
Tienen una mala reputación, en buena medida por culpa de algunos fracasos espectaculares, como Long Term Capital Management -que se derrumbó en 1998 y casi se lleva con él a Wall Street- y Amarith Advisors, que perdió miles de millones de dólares durante unas pocas semanas en 2006, por malas inversiones en el sector del gas natural.

Muchos también han intentado responsabilizarlos -aunque sin éxito- por alguna de las prácticas riesgosas que desencadenaron la crisis financiera global.
 
Y es que como explica una fuente de la industria, el valor total de los hedge funds "apenas" asciende a aproximadamente US$1.5 billones, es decir "menos que los bienes registrados en libros de algunos bancos".
 
En otras palabras, los fondos de inversión de riesgo no son las bestias arriesgadas de la mitología popular.
 
De hecho, la mayoría son todo lo contrario, pues buscan garantizar "retornos absolutos" -es decir, ganancias que superan las que generaría un banco- todos los años.

En otras palabras, están diseñados para ser de bajo riesgo.
 
Lo que los diferencia de otros fondos de inversión es la diversidad de instrumentos y estrategias que emplean.
 
Mientras los gerentes de fondos de inversión tradicionales compran acciones y bonos con la esperanza de que aumenten de valor, o negocian con derivativos financieros, sus contrapartes en los hedge funds pueden hacer mucho más.

Por ejemplo, pueden aprovechar los cambios en las tasas de cambio o interés, en las reestructuraciones de compañías o sus bancarrotas, o anomalías en el sistema de definición de precios de diferentes mercados.

Una de sus estrategias más importantes es el shorting, que consiste en tomar prestadas acciones para vender en el mercado con la esperanza de que bajen de valor y luego volverlas a comprar por poco precio. De esta manera, hacen dinero cuando los mercados caen.

Celebridades
 
Esa libertad en la inversión es lo que atrae a muchos administradores de inversión a los hegde funds. Eso, y la extraordinaria cantidad de dinero que los mejores pueden ganar.
 
Hay una diferencia crucial con los banqueros. Los administradores de los fondos reciben bonos solo cuando producen utilidades. Es decir, no hay premio al fracaso en esta industria competitiva.
 
Para los que no consiguen ganancias en sus negocios, en muchos casos no existe siquiera un salario fijo. Por esa razón, "muchos de estos administradores no hacen ningún dinero en absoluto", dice un conocedor del sector.
 
Del mismo modo, estos gerentes invariablemente tienen su propio dinero invertido en los fondos que administran, a diferencia de los banqueros que generalmente emplean dinero ajeno.
 
Es importante también tener en cuenta que los gerentes de hedge funds mejor pagados - los John Paulson y George Soros de la industria- son dueños de sus propias empresas.

En otras palabras, George Soros posee Soros Fund Management. Por el contrario, Lloyd Blankfein, no es el dueño de Goldman Sachs.
 
Y si bien es relativamente fácil de averiguar lo que el jefe de una empresa con acciones en bolsa posee, es mucho más difícil de descubrir lo que el dueño de una empresa privada se paga a sí mismo.
 
Los gestores individuales de hedge funds en realidad ganan una fracción de lo que ganan sus empleadores -en promedio US$4,9 millones en 2007, el último año del que hay cifras disponibles-.
 
Aún así, es buen trabajo, si puedes conseguirlo.

De hecho, cuando se trata de comparaciones, los jefes de bancos están muy lejos de los ejecutivos mejor pagados de las empresas, incluso de las que cotizan en bolsa.
 
H. Lawrence Culp Jr., director del grupo tecnológico estadounidense Danaher, recibió US$141 millones en 2009, mientras que Larry Ellison, director del gigante Oracle, recibió US$130 millones, según la revista Forbes.
 
Ni siquiera las estrellas del deporte o los actores pueden acercarse a esas cifras: Tiger Woods, por ejemplo, ganó US$91 millones ese año, mientras que Johnny Depp embolsó US$75 millones.

Caritativos
 
Por más impresionantes que parezcan las sumas, resultan insignificantes en comparación con los paquetes de miles de millones de dólares que ganan los gestores de hedge funds del más alto rango.
 
Es importante no olvidar la gran cantidad de impuestos que pagan muchos de ellos, salvo los que tienen el dinero en paraísos fiscales.
 
Otros muchos también donan grandes sumas de dinero en concepto de beneficencia y se han convertido en reconocidos filántropos.

Carl Icahn, por ejemplo, que ganó US $ 1.300 millones en 2009, recientemente se sumó al grupo Giving Pledge, un club de multimillonarios que se han comprometido a donar grandes tajadas de su riqueza a obras de caridad.
 
Aún así, se mire como se mire, US$4.000 millones que es una gran cantidad. Lo que un hombre común ganaría durante muchas vidas.
 
Los dueños de hedge funds más ricos de 2009
fuente: Ar Magazine

David Tepper - Appaloosa Management: US$4.000 millones.
George Soros - Soros Fund Management: US$3.300 millones.
James Simons - Renaissance Technologies: US$2.500 millones.
John Paulson - Paulson & Co.: US$2.300 millones.
Steve Cohen SAC - Capital Advisers: US$1.400 millones.
Carl Icahn - Icahn Capital: US$1.300 millones.
Edward Lampert - ESL Investments: US$1.300 millones.
Ken Griffin - Citadel Investment Group: US$900 millones.
John Arnold - Centaurus Advisors: US$900 millones.
Phillip Falcone - Harbinger Capital Partners: US$825 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.