Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/22/1999 12:00:00 AM

LOS ANGELES DE CHAVEZ

En vísperas de su posesión presidencial una curiosa biografía de Hugo Chávez se vende como pan <BR>caliente en Caracas.

Los venezolanos han escuchado horas enteras a Hugo Chávez Frías hablar de su humilde
niñez en su pueblo natal de Barinas, de su juventud militar y de los silenciosos años de conspiración
bolivariana. De tanto oírlo en entrevistas saben que de niño le decían el 'Arañero' porque vendía dulces en
forma de araña en la escuela; que pintaba paisajes naturales cuando tenía 10 años, que luego lo llamaron
'Tribilín' por una razón que el propio Chávez olvidó; se acuerdan de que el actual gobernador del estado de
Zulia, Francisco Arias Cárdenas, un ex militar seminarista con posgrado en la Universidad Javeriana de Bogotá,
le enseñó a leer la Biblia, y han oído una y otra vez al presidente electo citar de memoria los mismos versos
de Walt Whitman, las mismas frases de Bolívar, de Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora. Todo esto y
muchos otros detalles de la vida de Chávez los cuentan los venezolanos como si el presidente fuera su
primo hermano. Pero esa enorme despensa de información popular no parece suficiente. Las librerías de
Caracas están vendiendo como pan caliente afiches de Chávez, boinas rojas del ex teniente coronel y no dan
abasto con los pedidos del libro La rebelión de los ángeles, un extenso reportaje a Chávez y los hombres que
lo acompañaron en el fallido golpe de febrero de 1992. Escrito por la ex guerrillera venezolana Angela Zago, el
best seller es una especie de álbum de memorias heroicas _y algunas zalamerías revolucionarias_ de
quienes fueron conspiradores y hoy son ministros de Venezuela. Aunque fue publicado desde octubre de
1992, en cada edición la autora le ha agregado nuevo material y hoy es considerado como la cartilla de
inducción al fenómeno político más interesante de finales de siglo en América Latina.La rebelión de los ángeles
incluye apartes del diario de Chávez, un recuento en primera persona de los principales protagonistas de la
intentona de golpe, documentos del movimiento, mensajes del jefe de la conspiración escritos con su puño y
letra desde la cárcel, poemas, fotografías y recortes en parte reunidos por la historiadora Herma Marksman.El
título de la obra surge de la formación cristiano militar de Chávez, quien se refiere como ángeles a sus
compañeros rebeldes, "esos ángeles que volverán en Maisanteras inevitables", según escribió en su acertado
tono profético a la autora en noviembre de 1992.Una extraña intuición histórica de los hombres de Chávez que
se manifiesta en la manía de guardar cuanto papel caiga en sus manos, le da un toque de espontaneidad a la
información biográfica y a las discusiones políticas del libro. "La historia es la base fundamental de su
trabajo", dice Zago refiriéndose a la gente de Chávez. "Tienen la idea de que todo papelito forma parte de la
historia". Zago afirma que gracias a esta obsesión comenzó a recibir fotocopias de documentos con las
andanzas de Chávez aun antes de graduarse de subteniente y lanzarse por primera vez en paracaídas. Los
hombres de Chávez le facilitaron el diario personal del cadete desde 1974 y su historial en 1975, 77, 83, 85 y
86. "¿Qué dirigente político venezolano tuvo un grupo de apoyo que buscara su pasado, fotocopiara sus
cartas, recogiera sus poemas, cuentos, discursos, caminara tras su trote a través de los diferentes
cuarteles?", se pregunta la autora.Dice el libro que el origen del Movimiento Bolivariano Revolucionario
(MBR200) hay que buscarlo en las intensas discusiones sobre el futuro del país que sostenían tres
capitanes luego de sus jornadas de trote vespertino. Un atardecer de finales de 1983, cuenta Zago, los
militares se detuvieron a descansar en el Samuan del Guere y cada uno expresó su decepción por la
manera como los políticos estaban manejando el país. Se plantearon que había que hacer algo, no solo
discutir y darle la vuelta al mismo ruedo. "Ese día, explica la autora, realizan su primer juramento: rescatar
los valores de la patria, dignificar la carrera militar y luchar contra la corrupción". A partir del 17 de diciembre
los entonces capitanes Hugo Chávez, Jesús Ernesto Urdaneta (nombrado director de la Disip) y Felipe Acosta
Carles fundan el movimiento MBR200, llamado así porque ese año se cumplía el bicentenario del nacimiento
del Libertador.Quizás la mayor riqueza testimonial del reportaje son las narraciones de los militares el día del
golpe con el que pretendía deponer a Carlos Andrés Pérez y someterlo a un juicio. El capitán Ronald Blanco, tal
vez el militar sublevado que estuvo más cerca de Pérez durante la intentona, cuenta que su misión era
"capturar vivo al dictador", pero éste se escapó por un túnel que no pudo ser bloqueado por los militares
porque un tanque accidentado no lo permitió.La descripción de su encuentro con el presidente, quien buscaba
desesperado la salida secreta, es para subrayar: "Fue en el momento en que vi al presidente Carlos Andrés
Pérez a pocos metros de nosotros cuando recibí un disparo en la cabeza. Si hubiéramos tenido alguna
intención de matarlo lo hubiéramos hecho, pero las órdenes eran arrestarlo para que fuera juzgado
limpiamente y no como se juzga a diario a cientos de venezolanos que no tienen oportunidad de una defensa
honesta".En otro testimonio del capítulo 'La rebelión paso a paso' el capitán Antonio Rojas Suárez, quien
también tenía la misión de entrar en el Palacio de Miraflores, recuerda que después de una tensa espera
de refuerzos decidió abandonar el tanque en el que estaba y dar la pelea contra la guardia
presidencial. "Encendí mi pipa para concentrarme y tratar de enderezar la situación. Al momento recibí
un disparo en la pierna derecha. Nuevamente traté de pedir refuerzos de paracaidistas pero fue inútil...
nuevamente recibí un disparo que me interesó la pierna izquierda. Para este momento había agotado mis
municiones". Todavía quedan muchas historias por contar de otros lados y otros testigos que brinden una
perspectiva diferente. Por lo pronto La rebelión de los ángeles es un libro que ofrece una rara ocasión para
comprender cómo la figura de Hugo Chávez está rodeada de un mesianismo que hace mucho no se veía
en América Latina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?