Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/11/2012 12:00:00 AM

Los archivos del FBI sobre los ricos y famosos

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) desclasificó sus archivos sobre el cofundador de Apple, Steve Jobs. ¿Qué otros ricos y famosos han estado en la mira de la agencia estadounidense y, sobre todo, por qué?

;
BBC
Bud Abbott y Lou Costello son especialmente conocidos, tal vez, por su comedia Who's on First? (¿Quién está en primera?). Pero en los años 50, el dúo llamó la atención del FBI por otras razones.
 
"Un informante de la policía facilitó información que demostraba que Bud Abbott, la conocida estrella del cine y la televisión, es un coleccionista de pornografía y asegura que tiene 1.500 rollos de películas obscenas", un agente escribió en un archivo del FBI.

De Costello, los agentes reportaron: "Se recogió información que refleja que dos prostitutas hicieron un espectáculo lascivo para Lou Costello", por el que recibieron US$50 cada una.

El jueves, el FBI desclasificó un archivo mucho menos obsceno de Steve Jobs, que fue creado en 1991 cuando el entonces presidente George H.W. Bush debatía si convenía nombrarlo en un cargo en un consejo de comercio internacional.

El FBI también compiló y luego reveló al público cientos de archivos sobre estrellas de cine, figuras políticas de Estados Unidos y extranjeras, atletas, escritores, músicos y otros.

Guerra y paz
 
Algunos, como la fallecida modelo Anna Nicole Smith, aparecen en los archivos de la agencia porque fueron amenazadas con extorsión o violencia.

De otros, como el escritor Norman Mailer o el actor Charlie Chaplin, se sospechaba que simpatizaban con el comunismo, y a unos más -como John Lennon- les seguían los pasos por su participación en políticas pacifistas.

Durante la era del legendario director del FBI J Edgar Hoover, "se podía encontrar una razón para crear un archivo sobre cualquier persona", dice Steve Rosswurm, un historiador en Lake Forest College, en el estado estadounidense de Illinois, y autor de un libro sobre las relaciones del FBI con la Iglesia Católica.

"Las razones para la vigilancia son tan variadas como las personas a quienes vigilan", dijo el escritor británico Nicholas Redfern, autor de Celebrity Secrets: Official Government Files on the Rich and Famous (Los secretos de las celebridades: Archivos oficiales del gobierno sobre los ricos y famosos).

"Dependía mucho de la personalidad o de la situación en la que se encontraba el sujeto del archivo".
 
Rock and Roll
 
Hoy, los miedos del buró relacionados con una infiltración comunista del tipo de la Guerra Fría, o los miedos sobre las obscenidades o el homosexualismo suenan casi curiosos.

Por ejemplo, la canción de rock Louie Louie, de los Kingsmen, fue el tema de un archivo de 119 páginas. La letra de la canción, escrita en un compás cuasicaribeño, tienen fama de ser difícil de entender.

Algunas personas, incluyendo un funcionario en un colegio de Florida y el gobernador de Indiana Matthew Welsh, sospecharon que la letra tenía un secreto obsceno, y el FBI lanzó una investigación.

"Se le pide al laboratorio que determine si el álbum adjunto Louie Louie puede ser considerado obsceno con intenciones de interponer un proceso judicial", un agente escribió en el archivo.

"Se presentó esta situación muy extraña: el servicio más importante de la nación para combatir el crimen terminó tamborileando con los dedos y escuchando Louie Louie", dijo Redfern.
 
Un loro que insulta

Los agentes del FBI controlaron a figuras del entrenimiento y de la política de quienes sospechaban podían tener vínculos comunistas.

"En el periodo de Hoover, las personas eran investigadas porque se sospechaba que no eran leales", dijo Jon Wiener, un historiador de la Universidad de California-Irvine y autor de un libro sobre la investigación del FBI de John Lennon.
 
"Ahora, esto se considera un abuso de poder".

Lennon, por ejemplo, era temido por su influencia en el movimiento contra la guerra de Vietnam, y le siguieron la pista por años.

El FBI finalmente desclasificó los archivos que contenían poco más que detalles curiosos, como una descripción de otro activista que tartó de enseñarle a un loro a repetir insultos.

En 1962, Hoover pidió un memorándum sobre el autor Norman Mailer, ganador del Pulitzer.

El documento sobre él dice que Mailer admitió en un programa de radio ser "de izquierda".
 
Secuestro
 
Él denunció al FBI como una policía secreta y pidió que se desmantelara.
 
Los agentes también calificaron a Mailer como alguien que simpatizaba con la Cuba comunista de Fidel Castro.
 
El archivo de Marilyn Monroe dice que había sido vinculada a los Kennedy y que estuvo casada por un tiempo con el dramaturgo Arthur Miller, de quien se sospechaba que podía simpatizar con el comunismo.

Otras figuras de la cultura pop eran candidatos más obvios para que les abrieran una investigación criminal o planificación de seguridad.

De Frank Sinatra, por ejemplo, se rumoraba que tenía vínculos con la mafia, y su hijo fue secuestrado en algún momento.

El buró compiló un archivo relativamente corto, de 34 páginas, sobre el guitarrista Jimi Hendrix tras ser arrestado en 1969 por la policía de Toronto, en una acusación relacionada con drogas.

"Si se decide que es inocente de la acusación, a la inmigración canadiense le gustaría deportarlo de todos modos a Estados Unidos si puede comprobarse que tiene condenas criminales previas", escribió un agente.

El archivo del FBI incluye información sobre la historia criminal del guitarrista, incluyendo un arresto en 1961 por conducir un carro sin el permiso del dueño.

 
¿Britney también?
 
El archivo de la princesa Diana cuenta con el cronograma de una visita a Nueva York, en 1989, y señala que grupos políticos de Irlanda del Norte habían planeado protestas.
 
Después de la muerte de Hoover, en 1972, el buró fue objeto de una reforma muy significativa tras Watergate.
 
"Antes de Watergate, en general se consideraba, ciertamente por el buró y por el Departamento de Justicia, que la definición era muy amplia sobre cómo el FBI debía realizar una investigación de seguridad doméstica", dice John Fox, el historiador oficial del FBI.

Desde que murió Hoover, "la mayoría de los archivos del FBI no han sido muy interesantes", dice Wiener.

Sin embargo, grupos que defienden las libertades civiles dicen que el poder del FBI para realizar investigaciones en nombre del antiterrorismo continúa teniendo un sentido amplio.

Por supuesto es difícil saber si algunas celebridades vivas han sido investigadas por el FBI. Las leyes de privacidad de Estados Unidos prohíben la publicación de archivos del FBI sobre personas vivas sin su consentimiento.

"¿Que si creo que hay un archivo sobre Britney Spears?", pregunta Redfern.

"No, probablemente no. No está saliendo con el presidente y no está vinculada a la mafia, y no está tampoco con espías alemanes".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.