Viernes, 31 de octubre de 2014

| 2013/08/16 00:00

Los choques del ‘Viernes de la ira’ en Egipto

Miembros de los Hermanos Musulmanes, seguidores de Morsi, se han enfrentado con la fuerza pública.

Durante las marchas de este viernes, los seguidores de Morsi marcharon con el ataúd de uno de sus compañeros que murió en los enfrentamientos del pasado miércoles. Foto: AP
;
EFE

Al menos 30 personas han muerto y decenas resultaron heridas en choques entre partidarios y detractores del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi en la localidad de Ismailiya, junto al canal de Suez en el este del país.

Además, en el centro de El Cairo, los islamistas marchaban en dirección al edificio de la radiotelevisión egipcia y al distrito de Ramsés por el puente del 15 de Mayo, cuando algunos vecinos de los edificios cercanos les arrojaron piedras.

Los manifestantes, seguidores de los Hermanos Musulmanes, grupo al que perteneció Mursi hasta que accedió a la Presidencia, avanzaban hacia el centro procedentes de la zona de Giza rodeados de personas que les increpaban, algunas de ellas armadas con palos.

La televisión estatal ha mostrado imágenes de desconocidos disparando con armas de fuego desde el puente 15 de Mayo.

La tensión es muy alta en la capital, donde los simpatizantes de la Hermandad llevan a cabo protestas en una jornada que han bautizado como "Viernes de la Ira", pese a que el Ejército se ha desplegado ampliamente por la ciudad para evitar sus movilizaciones.

La mayor concentración tiene lugar en el barrio de Ramsés, en torno a la mezquita de Fath. En esa área, varias personas han resultado heridas por disparos de arma de fuego mientras los islamistas intentaban irrumpir en la comisaría de Ezbeqiya, una de las principales de la capital, lo que impidieron los agentes, dijo a Efe la fuente de seguridad.

La agencia de noticias estatal Mena informó que también se están registrando enfrentamientos en los alrededores de otra mezquita, luego de que los islamistas intentaran salir del interior del templo para iniciar una manifestación y los oponentes a Mursi se lo impidieron.

Luego de los hechos, el presidente de Francia, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, instaron al cese inmediato de la violencia en Egipto y expresaron su deseo de que haya una reunión "urgente" a nivel europeo para establecer una postura común ante esta crisis.

Los dos mandatarios mantuvieron una conversación telefónica en la que, según destacó el Elíseo en un comunicado, se dejó constancia de su intención de que los ministros de Exteriores de la Unión Europea puedan reunirse "rápidamente, la próxima semana", para abordar la cooperación entre la UE y Egipto y elaborar respuestas comunes.

El contacto telefónico precedió a otra conversación que Hollande mantendrá en unas horas con el primer ministro británico sobre este mismo tema.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×