Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/22/2011 12:00:00 AM

Los declaran inocentes luego de 18 años presos

Tres estadounidenses que habían sido condenados por el asesinato de tres niños fueron liberados después de haber pasado 18 años presos.

;
BBC
Damien Echols, Jason Baldwin y Jessie Misskelley fueron condenados en 1994, pero unas pruebas de ADN, que ahora son parte de la técnica forense, demostraron que no habían participado en los crímenes.

Los llamados "Tres de West Memphis" -por la ciudad del estado de Arkansas donde ocurrieron los hechos- fueron apoyados por personajes famosos que recaudaron dinero para defenderlos.

Los tres fueron liberados el viernes 19 de agosto, en un acuerdo que les permite reclamar inocencia y a la vez aceptar que los fiscales tuvieron suficientes pruebas como para condenarlos.

En declaraciones a periodistas después de su liberación, Baldwin dijo que se había mostrado reacio a declararse culpable de crímenes que no había cometido, pero dijo que quería evitarle a Echols la pena de muerte.

"Rito satánico”

Echols dijo que la liberación fue "sobrecogedora".

"No es perfecto de ninguna manera", dijo, en referencia al acuerdo. "Pero por lo menos les da un cierre a algunas cuestiones".

Aunque las familias de dos de las víctimas habían llegado a creer que el trío era inocente, un espectador les gritó "asesinos de bebés" cuando los tres salían, libres, del tribunal.

Los hombres eran apenas adolescentes cuando fueron condenados por el brutal asesinato y mutilación de tres niños de ocho años de edad, que en mayo de 1993 fueron hallados desnudos y atados en una zanja en West Memphis.

Steve Branch y Michael Moore se ahogaron en el agua, a medio metro de profundidad, mientras que Christopher Byers se desangró hasta morir, con sus órganos genitales mutilados.

Los tres acusados fueron detenidos cuando la policía recibió un aviso de que Echols había sido visto cubierto de barro la noche que los chicos desaparecieron, y Misskelley, de 17 años, hiciera una confesión sorprendente.

Más tarde se retractó y sus abogados dijeron que había descrito mal muchos detalles del caso.

Además, dos niñas de 12 y 15 años dijeron que habían escuchado a Echols confesar los asesinatos, mientras que un equipo de buzos encontró un cuchillo en un lago detrás la casa de los padres de Baldwin.

La fiscalía introdujo la teoría de que los asesinatos eran una especie de rito satánico y dio supuestas pruebas de que los tres adolescentes eran parte de un culto.

Echols, de 18 años en aquel momento, fue condenado a muerte. Baldwin, de 16, y Misskelley fueron condenados a cadena perpetua.

Luego vinieron décadas de litigio y el trío, ya conocido como "los tres de West Memphis", se ganó seguidores famosos, como el líder de Pearl Jam, Eddie Vedder, quien les ayudó a recaudar dinero para su defensa legal.

También fueron objeto de un documental de televisión de la cadena HBO en 1996.

El actor Johnny Depp y Natalie Maines, cantante de las Dixie Chicks, también abrazaron la causa del trío.

Las pruebas de ADN realizadas entre 2005 y 2007 no encontraron ninguna evidencia que vinculara a los tres hombres con las muertes, pero sugirieron la posible presencia de otras personas en la escena del crimen.

Los abogados defensores también alegaron que un miembro del jurado había oído mal la confesión Misskelley.

Mientras tanto, la madre de una testigo que había declarado que escuchó a Echols confesar los asesinatos puso en duda la veracidad de ese testimonio.

Declaración Alford

En la más reciente ronda de apelaciones, el año pasado la Corte Suprema de Arkansas ordenó una audiencia de prueba para determinar si las pruebas de ADN debían dar lugar a un nuevo juicio.

El viernes, el fiscal Scott Ellington dijo que habría sido difícil llevar a cabo un nuevo juicio tanto tiempo después del crimen.

La maniobra legal que les permitió su salida de la cárcel fue declararse culpables mediante la llamada declaración Alford, que les permite sostener su inocencia a la vez que reconocer que los fiscales tienen pruebas suficientes para condenarlos.

Se les dio crédito por el tiempo que ya había cumplido en prisión, pero permanecen en libertad condicional y podrían ser encarcelados de nuevo por más de 21 años si reincidieran.

"El procedimiento actual les permite a los acusados la libertad de expresión para decir que son inocentes, pero el hecho es que se declararon culpables", dijo Ellington.

"Creo firmemente que los intereses de la justicia han sido atendidos".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.