Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/7/2011 12:00:00 AM

Los dos principales candidatos españoles chocan por la crisis y el empleo

En el debate de este lunes, el candidato del conservador Partido Popular (PP) Mariano Rajoy dijo que un gobierno suyo estrechará sus lazos con América Latina y acusó al socialista PSOE -en el poder y representado por el candidato Alfredo Pérez Rubalcaba- de haber descuidado su relación con la región.

Los dos principales candidatos a las elecciones generales del próximo 20 de noviembre en España protagonizaron el lunes un tenso enfrentamiento en el comienzo de su debate electoral a propósito de cómo salir de la crisis y afrontar el desempleo que sufre España.

Tras declarar que la situación del país se ha convertido en "insostenible", el candidato del conservador Partido Popular (PP), al que las encuestas vaticinan la victoria, Mariano Rajoy, dijo que ello se debe a que "hay cinco millones de desempleados, deudas acumuladas y sobre todo a que el gobierno no es capaz" de corregir la crisis.

Por ello, anunció en su introducción al debate que su propuesta es acometer una política que "permita primero detener la caída de la economía", crear empleo y asegurar las pensiones, la sanidad y la educación.

El candidato del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, resumió su propuesta económica en tres puntos: buscar un gran acuerdo para el empleo, que definió como "una gran causa nacional", reorientar la economía -"con un equilibrio entre el control del gasto público y creación de empleo"- y garantizar la seguridad social de los españoles.

Para ello, el aspirante socialista defendió la creación de un impuesto a los más ricos y pedir a la Unión Europea que retrase dos años los planes de ajuste fiscal exigido a los países para reducir el déficit y al BCE que siga bajando los tipos de interés.

Con ello se buscaría evitar que los ajustes frenen el crecimiento económico.

También propuso pedir a la UE una especie de Plan Marshall de 70.000 millones de euros para reactivar la economía europea.

Rubalcaba también aseguró que si gana las elecciones, durante los años 2012 y 2013, el Estado pagará la Seguridad Social a las empresas de menos de 50 empleados que creen nuevos puestos de trabajo, lo que se financiaría con un nuevo Impuesto a las grandes fortunas.

El candidato socialista presionó a Rajoy para que explique sus planes económicos y de reforma laboral tras afirmar que "si cuenta lo que tiene en la cabeza, ni sus propios electores le darán el voto".

El candidato conservador insistió en que considera que "España necesita otra política económica" diferente a la realizada en los últimos años por el Gobierno socialista y acusó a Rubalcaba de buscar "excusas" en la crisis griega y en Estados Unidos para explicar la situación de España.

Rajoy reprochó a su rival que haya formado parte de un Gobierno con el que España ha llegado casi a los cinco millones de desempleados, con "tres millones más de personas desempleadas" que cuando el PP dejó el Ejecutivo español en 2004.

Rubalcaba insistió en exigirle que aclare en que consistirán los cambios que piensa introducir en la prestación de desempleo, a lo que Rajoy explicó que buscarán la incorporación de un fondo de capitalización por cada trabajador para eventuales despidos.

En la primera parte del debate, centrado en la economía y el desempleo fundamentalmente, hubo también un cruce de reproches a causa del origen de la burbuja inmobiliaria en España, que ha causado una gran destrucción de empleo y ha dejado un gran lastre a los bancos españoles que habían invertido en ese sector.
 
Papel en Latinoamérica
 
Rajoy dijo que Latinoamérica será "una enorme prioridad" si su partido gana las elecciones del 20 de noviembre, y acusó a los socialistas de haber descuidado la relación con el continente.

En los últimos años, dijo Rajoy, la política exterior española se ha "concentrado mucho en Oriente Medio, especialmente Palestina, y nos hemos olvidado de Europa y Latinoamérica".
El aspirante del opositor Partido Popular señaló que España, con el gobierno socialista, ha perdido presencia económica en América Latina, hasta el punto de que "nuestra balanza comercial allí es peor que la de Francia o Alemania".

Aseguró que para su partido "Latinoamérica es una enorme prioridad", por su historia, por su cultura.

También dijo que si llega al poder reforzará el papel de España en la Unión Europea, donde ahora a pesar de ser el cuarto país más importante de la zona euro, "el único papel que nos han dado es para obligarnos a hacer una política económica".

Rajoy acusó a los socialistas de haber estado ocupados con la Alianza de Civilizaciones, la iniciativa personal del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en vez de centrarse en Latinoamérica y Europa.

Por su parte, el candidato socialista, Rubalcaba, que apenas pudo intervenir por haber concluido el tiempo del debate, recordó que en los últimos años España consiguió formar parte del G-20 y es, dijo, "lo más importante".
 
Unión ante ETA
 
Tanto Rubalcaba como Rajoy, se comprometieron a mantener la unidad para terminar definitivamente con el problema del terrorismo de ETA.

Fue el único momento en el que los dos principales aspirantes a la Presidencia del Gobierno de España estuvieron de acuerdo en el debate que han mantenido y se ofrecieron mutuo apoyo "pase lo que pase" en los comicios.

El candidato socialista ofreció a Rajoy, independientemente de cual sea su posición tras las elecciones, en el Gobierno o en la oposición, su "leal colaboración" para conseguir el fin definitivo de ETA, que el pasado 20 de octubre anunció el "cese definitivo de su actividad armada".

El candidato del Partido Popular afirmó por su parte que sea cual sea el resultado de los comicios hará "un esfuerzo para mantener esa unidad y terminar definitivamente" con la banda terrorista.

Rubalcaba recordó que ambos han sido ministros del Interior por lo que es un tema que conocen y en el que se han implicado.

La organización terrorista ETA, a diferencia de otras campañas electorales en España, en esta ocasión, tras el anuncio del cese de su actividad violenta, apenas es mencionada.
 
No se congelarán pensiones
 
Rajoy, aseguró que si gana las elecciones no tiene intención de congelar las pensiones de los jubilados, en contra de lo que ha hecho el gobernante PSOE.

"Las pensiones son irrenunciables, todo aquel que ha trabajado tiene derecho a una pensión digna", dijo Rajoy en el debate.

"No voy a congelar las pensiones", insistió el aspirante conservador, quien recordó a su contrincante que los socialistas "lo hicieron porque quisieron" ya que -dijo- sólo ahorraron con ello 1.400 millones de euros, lo que se podría haber logrado con otras medidas propuestas por el Partido Popular.

Los candidatos se enzarzaron en una amplia discusión sobre las pensiones, en la que Rubalcaba -blandiendo el programa electoral del PP- preguntó a Rajoy "¿qué demonios quiere decir revisar cada dos años? el sistema de pensiones", como reza el texto.

Y opinó que ello puede suponer que "si las cosas van mal, pueden cambiar las condiciones de jubilación y, probablemente, las pensiones".

Rubalcaba también recordó que durante los gobiernos del PSOE, incluidos los últimos tres en plena crisis, se mejoró mucho el poder adquisitivo de los pensionistas.

En la parte del debate dedicada a asuntos sociales hubo también una gran confrontación sobre la sanidad y la educación públicas, apartados en los que el candidato socialista acusó a los conservadores de no explicar claramente cuáles son sus planes si llegan al poder.

"Con ustedes, la educación y la sanidad públicas no están garantizadas", espetó Rubalcaba, para quien el programa del PP está redactado "con una ambigüedad calculada", a lo que Rajoy le respondió que miente.
 
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.