Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/3/2011 12:00:00 AM

Los indignados de Estados Unidos

Comenzaron en Nueva York y el fenómeno se está extendiendo a otras urbes de Estados Unidos. "Toma a Wall Street" es el lema de los indignados contra la avaricia del sector financiero y el sistema político que los ha socorrido.

Todo se inició con manifestantes que acamparon el 17 de septiembre en el parque Zuccotti, en las cercanías del centro financiero neoyorquino de Wall Street. Dos días más tarde, la policía desalojó por la fuerza a los manifestantes. Los vecinos de la zona cedieron a continuación sus parcelas privadas para que la gente pudiera permanecer allí, y la policía se viera incapaz de intervenir.
 
Ben Bernanke
 
Entre sus demandas, los ciudadanos piden el arresto de Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal norteamericana (encargada de la gestión del dinero), por el inapropiado uso del erario público para salvar a los bancos. “Que se escuche la voz del 99 por ciento del país y no la del 1 por ciento que sigue enriqueciéndose”, es una de las consignas del movimiento.
 


A pesar de los llamados abogando por una manifestación pacífica, se registraron centenares de detenciones. La policía en Nueva York detuvo a unas 700 personas por intentar bloquear el puente de Brooklyn. Ha habido denuncias por la actuación desmedida de las fuerzas del orden, que llegó a utilizar gas pimienta para dispersar a los manifestantes.

Expansión
 

Desde las protestas estudiantiles del 68, no se veía una movilización popular tan masiva en Nueva York. Y en la actualidad, el fenómeno de la Gran Manzana se ha extendido a otras urbes en todo Estados Unidos, recordando lo ocurrido en la madrileña Puerta del Sol, donde se inició el fenómeno de “Los Indignados”, que se terminó expandiendo a todo el país. La idea del movimiento norteamericano es lograr un alcance internacional, pues tal es también el alcance del mundo corporativo.
 


Al igual que en los casos de Túnez, Egipto, Inglaterra y España, son las redes sociales el medio por excelencia de propagación de información y críticas, así como de movilización de los manifestantes. Los medios tradicionales de comunicación de Estados Unidos realizan un cubrimiento bastante parco de los eventos.

“Estamos aquí para largo. No nos iremos hasta que podamos tener un diálogo sobre los problemas reales que durante tanto tiempo han ignorado los líderes de Estados Unidos”, declaró el jueves Patrick Bruner, uno de los portavoces del movimiento “Toma a Wall Street” en Nueva York.

La Primavera Árabe dejó ver los significativos efectos de las redes sociales en países autoritarios. Queda aún por ver si este fenómeno logrará algún resultado en la realidad norteamericana.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.