Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/08/01 22:00

Los juegos de la reconciliación

Hace casi 80 años, en 1936, Hitler inauguró los Juegos Olímpicos en los que los deportistas alemanes de origen judío fueron excluidos.

Los juegos de la reconciliación

50 años después de la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Alemania e Israel, Berlín es la sede de los Juegos Macabeos europeos, la fiesta deportiva que reunió a más de 2.000 deportistas judíos.  El famoso estadio olímpico de la capital bávara, el imponente monumento construido para demostrar al mundo la superioridad aria, hoy es el escenario de los ‘juegos de la reconciliación’. La decisión de elegir a Berlín como sede tiene una enorme importancia en un país que sigue luchando contra la intolerancia. A pesar de este nuevo ambiente de amabilidad con la comunidad, los deportistas judíos se alojan en el hotel Estrel, ubicado en el barrio Neukölln, cerca a la mezquita Al Nur, sector donde es usual escuchar prédicas en contra de Israel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.