Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/8/2014 12:00:00 AM

Los kurdos, el pueblo que Obama apoya

Parece que, en Irak, podrán lograr su ansiada independencia. Pero el Medio Oriente es un polvorín y podrían ganarse más rivales que aliados en su histórico deseo.

Barack Obama ordenó este jueves una operación aérea contra los militantes del Estado Islámico, antiguo ISIS por sus siglas en inglés, quienes ahora controlan más ciudades y puntos estratégicos de Irak. La ofensiva norteamericana se propone, en medio de otros objetivos, ayudar al pueblo kurdo, que se ha presentado como el rival más fuerte de los islamistas. 

No obstante, los kurdos también persiguen sus propios intereses. Estos consisten en la consolidación de su autonomía y a largo plazo, la conformación de su estado, algo que no le termina de agradar a Washington, que prefiere un gobierno iraquí estable. 

Los territorios del Kurdistán se distribuyen en Turquía, Irán, Siria e Irak. En este último los kurdos tienen desde 1991 un estatus autonómico especial. Además, desde 2007 controlan su producción petrolera al margen de Bagdad. Es así como firmaron contratos con firmas petroleras provenientes de China, Rusia, Turquía y Estados Unidos. 

Aprovechando el vacío creado por la escalada de ISIS y el abandono del ejército nacional, a mediados de junio los kurdos tomaron el control de un centro petrolero clave, ubicado en Kirkuk, potenciando su estabilidad económica y alimentando las aspiraciones de independencia. 

En la última semana, sin embargo, el ISIS se hizo con el control de la presa energética más importante del país y de poblaciones como Sinyar y Karakosh, amenazando de muerte a las minorías yazidíes y cristianas que allí residen. Esto se constituye en una amenaza para los kurdos, pues los islamistas se acercan más a Irbil, su principal ciudad. En estas circunstancias es que se da la intervención de Washington. 

¿Qué tan factible es la independencia kurda en este momento? Rainer Sollich, corresponsal de la Deutsche Welle en Asia, dijo a SEMANA que: “Ciertamente hay una oportunidad para los kurdos, pues ahora controlan zonas que antes no tenían en su poder, pero un estado kurdo encontrará resistencia por parte de Turquía, Irán y Siria”. 

Los kurdos tendrían como rivales a dos de los estados más fuertes de la región, como es el caso de los turcos e iraníes. Una eventual independencia kurda echaría más leña al fuego en Medio Oriente, sin duda, aunque en medio de todo esto queda claro que la autoridad del Kurdistán iraquí crece con respecto a Bagdad. Sería interesante observar la reacción de la Casa Blanca ante esto.  

Así se trae a colación una situación que puede convertirse en una importante tendencia en Medio Oriente. Según la revista Foreign Affairs, es probable que se formen zonas comerciales autónomas para hacer contrapeso a varios estados fallidos en la región, dada la violencia religiosa y étnica. La pregunta es, en ese caso, si la comunidad internacional estaría dispuesta  a una redefinición de fronteras. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?