Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/10/2012 12:00:00 AM

Los lujos de la primera dama del régimen norcoreano

En el régimen más opresor del mundo la esposa del máximo líder gasta el dinero de su pueblo en carteras de lujo. ¿Por qué resulta tan absurdo e indignante?

En Corea del Norte todas las mujeres visten prácticamente uniformadas. Todas, excepto la primera dama, Ri Sol Ju, quien en un país que se precia de luchar contra la globalización, se da el lujo de usar ropa de marca.

En unas fotos recientes tomadas durante una inspección a un regimiento militar la mujer luce una cartera de la prestigiosa firma francesa Christian Dior, calculada en 1.500 euros.

Original o imitación, ostentar una marca como esta en un régimen donde no se consume ni siquiera Coca-cola puede significar para cualquier ciudadano la cárcel o por lo menos un castigo severo.

Aunque la marca de un bolso parezca un detalle sin importancia, para la situación que se vive actualmente en Corea del Norte es algo escandaloso.

Este país ha mantenido sus fronteras cerradas por más de cuatro décadas y ha reprimido las libertades individuales de sus ciudadanos. Incluso activistas de derechos humanos denuncia que las personas mueren de hambre en las calles y que, en pleno siglo XXI, existen campos de concentración.

Sin embargo, lo que se puede saber de este país no es mucho, pues los turistas (no periodistas) solo pueden entrar en épocas definidas del año, en un número limitado y habiendo cumplido con múltiples requisitos.

A los pocos visitantes se les asigna un “guía” que cumple la labor de vigilarlos y garantizar que conozcan lo que les está permitido y escuchar la versión de la historia que deben saber.

No se admite el ingreso de libros, revistas, computadores, celulares o cualquier equipo de comunicación que permita el contacto con el mundo exterior.

Las fotos pueden ser tomadas únicamente con autorización de los “guías” y la conexión a internet no existe para los ciudadanos comunes y corrientes.

No existen periódicos, canales de televisión, ni emisoras de radio distintas a las oficiales.

La dinastía Kim ha gobernado por dos generaciones. Recientemente inició la tercera con Kim Jong Un, el tercer Presidente Eterno de la República (como su nombre oficial lo indica), quien se posesionó a los 27 años en diciembre del año pasado.

Los Kim han tenido como política ser autosuficientes e independientes de cualquier país. Para que la dictadura se mantenga y no haya injerencia de ningún otro gobierno son autónomos en sus asuntos políticos, militares y económicos.

Su ejército es el más grande del mundo en relación con el número de habitantes y cuantitativamente es el cuarto con más pie de fuerza, con más de un millón de soldados activos y casi cinco millones en la reserva. Esa es la consecuencia de su gasto militar, el cual supera el 25 por ciento del PIB del país. Y esto sin contar su armamento nuclear.

El imaginario que hay de los campos de concentración creados por Hitler hace más de 60 años no está muy lejos de la realidad norcoreana. Según un informe de Amnistía Internacional, se calcula que más de 200.000 personas hoy están encerradas en ellos.

Actualmente los habitantes de esta “utopía estalinista” son en promedio 20 veces más pobres que los de sus hermanos de Corea del Sur, una cifra alarmante teniendo en cuenta que en la Alemania oriental los ciudadanos eran dos o tres veces más pobres que en la occidental.

Pero los norcoreanos no solo viven en la miseria, al compararlos con sus vecinos, los surcoreanos pueden leer, expresarse, criticar y sencillamente, como la esposa del líder, comprarse la cartera que les antoje.

Ni siquiera este régimen, que se ha aislado y se ha enfrentado a todo el orden mundial, pudo resistirse a uno de las tentaciones del capitalismo: la moda.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.