Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/21/2011 12:00:00 AM

Los ministros de la UE debatirán el jueves sobre la reforma del tratado Schengen

Uno de los puntos más controvertidos es la reimplantación temporal de los controles fronterizos en “circunstancias excepcionales”.

Los ministros de Interior de la Unión Europea (UE) debatirán mañana las propuestas de la Comisión Europea (CE) para reformar el tratado de Schengen, que ya han rechazado España, Francia y Alemania por considerar que suponen una injerencia en su soberanía.

El punto más controvertido son los cambios planteados en el código Schengen, que regula la reimplantación temporal de los controles fronterizos en "circunstancias excepcionales".

La propuesta para su revisión fue impulsada hace unos meses por Francia e Italia, tras la llegada de más de 25.000 inmigrantes, en su mayor parte a la isla italiana de Lampedusa, procedentes del norte de África y que huían de las revueltas populares.

La concesión de permisos de residencia temporal a los indocumentados por parte de las autoridades italianas y el endurecimiento de los controles policiales franceses en las zonas próximas a Italia llevaron a los países de UE a pedir a la Comisión Europea propuestas para revisar el tratado de Schengen y dar respuesta a las lagunas existentes.

Sin embargo, la propuesta de la Comisión "ha causado sorpresa", ya que "no tiene en cuenta" lo que pidieron los líderes de la UE y traspasa lo para muchos países son "líneas rojas" de seguridad nacional, explicaron fuentes españolas.

La CE plantea que en el futuro un eventual cierre de las fronteras sea siempre una decisión comunitaria, salvo en el caso de acontecimientos "imprevistos", cuando un país podría acordarlo de manera unilateral por un periodo máximo de 5 días, después del cual la Comisión decidiría sobre su prolongación.

En la práctica significa que la CE decidiría incluso en casos como la celebración de eventos deportivos o políticos importantes, que hasta ahora era responsabilidad exclusiva de los gobiernos nacionales.

Los ministros de Interior de España, Francia y Alemania remitieron a la Comisión Europea un comunicado conjunto antes de que se hicieran públicas las propuestas, advirtiéndole que no aceptarán la concesión de competencias para decidir sobre asuntos de seguridad fronteriza.

Una mayoría de las delegaciones comparte el punto de vista de los firmantes de la carta, según fuentes españolas, por lo que se prevé que mañana se produzca una "seria discusión" sobre el asunto.

La posición española "no es una cuestión de anti-europeísmo", sino que se basa en el convencimiento de que solo los países, sobre la base de la experiencia y los recursos de sus autoridades de seguridad, pueden llevar a cabo una correcta evaluación de la situación y la necesidad de restablecer las fronteras.

Aparte de los cambios en el código, en la reunión de ministros de la UE de mañana se hablará de las propuestas para modificar el mecanismo de evaluación de Schengen, que permitiría a expertos europeos llevar a cabo visitas programadas y sorpresa a los países miembros.

La reforma de Schengen será el asunto más destacado del Consejo de ministros de Interior de la UE, junto con la decisión sobre la incorporación de Bulgaria y Rumanía a la llamada "Europa sin fronteras".

Aunque los dos países cumplen los requisitos técnicos para entrar en Schengen, Holanda y Finlandia han anunciado que vetarán ese acceso, que solo puede ser aprobado por unanimidad.

Polonia, país que preside la UE este semestre, quiere proponer una adhesión "en dos etapas", que permitiría la apertura de las fronteras aéreas y marítimas a partir del 31 de octubre y aplazaría la relativa a las fronteras terrestres hasta el próximo verano, explicaron fuentes de la presidencia.

Francia hará lo posible por facilitar el acuerdo, para lo que propondrá una fórmula menos concreta, sin fechas, explicaron fuentes galas.

Durante el almuerzo de trabajo, los ministros debatirán la manera de combatir la radicalización y el reclutamiento de extremistas, un asunto que comenzó a debatirse el pasado año y que ha ganado peso desde los atentados de este verano en Noruega.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.