Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/1/2015 11:00:00 AM

Los ostentosos mausoleos de los narcos mexicanos

La exuberancia del mundo de la mafia llega hasta los cementerios. En México algunos han construido mansiones que incluyen wi-fi, aire acondicionado, equipos de sonido y líneas telefónicas.

La discreción no suele caracterizar a los narcotraficantes. Lo que no se sabía es que llevaran la fastuosidad más allá de la muerte. Los impresionantes lujos de las construcciones en las que descansan los cuerpos de los bandidos mexicanos son desmedidos.

Mausoleos faraónicos, o mejor, edificios monumentales que cuestan lo mismo que una casa familiar. Algunos de ellos con línea telefónica, cines, aire acondicionado, televisiones, equipos de sonido, wi-fi. Todo para que los familiares tengan un hogar al lado de los restos de sus seres queridos.

El lugar se llama Jardines de Humaya, está ubicado en Culiacán, Sinaloa, al noroeste de México.

El cementerio es una muestra de la cultura del narcotráfico en el país, le dice a BBC Mundo el periodista Diego Osorno, autor del libro El Cartel de Sinaloa. “Los narcos, si pudieran, se enterraban dentro de una Hummer. Esas tumbas faraónicas son una forma tremenda de cómo ven la vida y la muerte”, explica.

Sinaloa es el estado donde han nacido muchos de los jefes del narcotráfico, y según las autoridades mexicanas es el principal sitio de operaciones del mayor cartel de drogas del país.

El cartel de Sinaloa, el más grande, tiene su base en Culiacán, y el cementerio de la ciudad es sin duda el reflejo de la riqueza imposible de los narcos más peligrosos del planeta.

Uno de los casos más llamativos, es el mausoleo de casi medio millón de dólares en el que descansan los restos del rey del Cristal, el temido Ignacio Coronel, que murió en el 2010. Su tumba tiene sistemas de alarma y música funcional, además de wi-fi y aire acondicionado.

Por su parte, Gonzalo Araujo, el antiguo jefe de sicarios del Cartel de Sinaloa, ahora reposa en un mausoleo de dos pisos, con vidrios polarizados y una imagen de Jesucristo de casi dos metros de altura.

El cementerio Jardines de Humaya está ubicado a unos kilómetros de barrios pobres de Culiacán, donde, paradójicamente, viven algunos de sus extrabajadores en humildes casas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.