Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/06/29 00:00

Los sudamericanos del escándalo de espionaje en Estados Unidos

La periodista peruana-estadounidense Vicky Peláez y su esposo de origen uruguayo pero también con nacionalidad peruana, Juan Lázaro, se encuentran entre las once personas arrestadas por supuestamente espiar en Estados Unidos para el gobierno ruso.

En este boceto de la sala del tribunal: Anna Chapman, a la izquierda, Vicky Peláez, segunda por la izquierda, la parte demandada conocido como "Richard Murphy", en el centro, el acusado conocido como "Cynthia Murphy", segundo desde la derecha, y el acusado conocido como "Juan Lázaro" se ven en corte federal de Manhattan en Nueva York Foto: AP
;
BBC

Peláez, una columnista del periódico hispano El Diario/La Prensa, fue detenida junto a su pareja el domingo en su residencia de Yonkers, al norte de la ciudad de Nueva York, y ambos comparecieron el lunes ante un tribunal federal en Manhattan.

Los dos enfrentan cargos por separado de "conspiración" y "lavado de dinero", informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Documentos judiciales producto de una prolongada investigación de las autoridades estadounidenses indican que la pareja realizó durante varios años viajes a un país sudamericano que no fue identificado, desde donde "pasaban mensajes encubiertos" a las autoridades rusas y "recibían dinero" a cambio de sus servicios.

Peláez y Lázaro se presumen inocentes hasta tanto se determine su culpabilidad.

Durante una nueva audiencia, que se llevará a cabo el 28 de julio en Manhattan, se decidirá si la pareja podrá salir en libertad bajo fianza.

El colaborador de BBC Mundo en Lima, Javier Lizarzaburu, se comunicó con la cancillería y el ministerio del Interior de Perú y en esos despachos le dijeron que, por el momento, el gobierno de Alan García no piensa pronunciarse sobre la detención de Peláez y Lázaro porque está tomando el asunto como un caso de Estados Unidos y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Además, añadió Lizarzaburu, este martes es festivo en este país.

"Represalia"

El FBI dice tener videos que supuestamente demuestran que Peláez recibió fondos de un funcionario ruso en Sudamérica aproximadamente el 14 de enero de 2000.

También afirma que Lázaro obtuvo fondos en circunstancias similares probablemente el 25 de agosto de 2007.

El Departamento de Justicia recordó, a través de un comunicado, que la ley prohíbe actuar en Estados Unidos como agentes de un gobierno extranjero sin autorización previa del fiscal general.

El matrimonio podría ser condenado a hasta cinco años de cárcel si es hallado culpable del cargo de conspiración y a un máximo de 20 años de prisión por el delito de lavado de dinero.

El periodista Manuel Avendaño, compañero de trabajo de Peláez en el diario La Prensa, de Nueva York, comentó a la emisora Radio Programas del Perú (RPP) que, tras hablar con el primer hijo de la periodista, Waldo Mariscal, éste le dijo que su madre era una perseguida política.

Según Mariscal, el arresto respondió a un fuerte interés por silenciarla, ya que que constantemente criticaba al gobierno estadounidense.

Por su parte, el subdirector de La Prensa, Miguel Sarmiento, le dijo a RPP que la detención de la periodista "no es una represalia por su postura crítica al gobierno norteamericano; la libertad de expresión acá (en Estados Unidos) es sagrada".

Sorpresa

Sarmiento añadió que los colegas de Peláez están sorprendidos por los cargos que se le imputan y que la redacción de su diario nunca fue notificada por las autoridades estadounidenses.

El arresto de Peláez y de Lázaro también causó sorpresa en el vecindario de Yonkers donde vive la pareja.

Johnathan Kroll, uno de los vecinos del matrimonio, expresó: "Los veía en el barrio. Por lo general eran gente muy tranquila, llamaban muy poco la atención. Lo único llamativo es que su perro ladraba mucho por la noche, pero por lo demás eran una pareja poco pretenciosa".

Peláez y Lázaro, quien también es ciudadano peruano, llevan más de 20 años en Estados Unidos y también poseen la nacionalidad estadounidense.

En Perú, Vicky Peláez fue reportera del canal Frecuencia Latina y en 1984 fue secuestrada junto a su camarógrafo por el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA). Ambos fueron liberados pocas horas después.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.