Viernes, 31 de octubre de 2014

| 2013/03/16 19:00

Lucha de clases en Venezuela

La contienda electoral se está planteando en términos de guerra entre “el chofer de bus” y el “señorito de los apellidos”.

Lucha de clases en Venezuela

Los calificativos clasistas entre pobres y ricos en Venezuela siempre han existido, pero desde que llegó Hugo Chávez al poder, aparecieron nuevos términos. Entre los sectores radicales de la oposición, los chavistas fueron calificados de “monos” y a Chávez le decían Mico-mandante. Y los chavistas acuñaron el término de “escuálidos” para referirse a la oposición. 

Si bien en la pasada contienda Chávez bautizó a Henrique Capriles como un “majunche”, que significa poca cosa, y los seguidores de Capriles se referían a Chávez como el “presaliente”, los apodos entre ambos candidatos no apelaban a una confrontación de clases como sí se está planteando la campaña que acaba de empezar, que no refleja realmente la composición de la base que cada uno tiene. Hay chavistas ricos y con mansiones, y pobres que siguen a Capriles.

Nicolás Maduro se refirió a Henrique Capriles como un “miserable”, un “tipo triste” y como “el señorito de los apellidos”. Ha criticado que Capriles viaje al exterior y en televisión los chavistas no se cansan de mostrar fotos de un supuesto apartamento que la familia Capriles tiene en una exclusiva zona de Manhattan. Una ministra chavista insinuó, además, que a Capriles le quedaba más fácil salir del clóset en Estados Unidos que en Venezuela. 

Capriles respondió con un trino: “Y lo que más te duele Nicolás es que tú y tu combo viajan con dinero de los venezolanos, mi viaje lo pago con recursos propios”. Pidió respeto para las minorías sexuales y dijo que comentarios como esos eran de “fachos”. Y aunque el candidato se ha cuidado de no atacar a su adversario en términos de diferencias de clase, (se dirige a él como Nicolás, no como Maduro) sí le ha dicho que es un tipo mediocre. 

Los caprilistas, por su parte, no se han quedado atrás y en redes sociales no paran los comentarios y bromas de que a Maduro le quedó grande hasta ser chofer de metrobús. Maduro llegó a inscribir su candidatura el lunes manejando un enorme bus blanco y dijo que “el pueblo” iba a salir a defender la revolución. Ambas campañas han dicho que el contrario es el que está incitando a una confrontación violenta entre uno y otro bando.

Esa polarización social es el resultado de 14 años de chavismo. Las diferencias sociales antes no eran un tema de la agenda pública ni política. Los partidos tradicionales, Acción Democrática y Copei, se definían, de hecho, como pluriclasistas. Pero la ilusión de una sociedad que prosperaba por igual se rompió con la crisis a principios de los noventa, y con el Caracazo se hizo evidente que los gobiernos no habían hecho lo suficiente para mejorar las condiciones de los más pobres, que encontrarían su redentor unos años después en Hugo Chávez. 

Chávez no atacó a la clase alta en sus inicios. Luego del golpe de 2002 y tras ser reelegido en 2006, Chávez fue radicalizando su discurso. Dijo que al leer Los miserables de Víctor Hugo y al escuchar los consejos de Fidel, se había convencido de que el socialismo era el camino y comenzó a expropiar haciendas y empresas privadas. Aunque siempre decía ser de origen humilde y a veces insultaba a la oligarquía de “apátrida, vendepatria, pitiyanqui”, no lo hacía continuamente porque su discurso radical le quitaba puntos en las encuestas y ahuyentaba seguidores. 

El sociólogo Jesús Machado dice que la retórica de clase obedece a la muerte de Chávez y a las elecciones que se vienen. Pero conociendo la cultura política del venezolano, “ese nivel de confrontación verbal en esos términos, tiende a desinflarse”. La historiadora y analista Margarita López Maya, opina que ese discurso clasista y confrontacional podría ser incluso contraproducente y desestimular al “chavismo ‘light’”. Pero como la campaña es tan corta, es difícil prever cómo podría incidir en el voto. 

Lo paradójico es que más allá de la retórica superficial, pero virulenta, un debate profundo y menos apasionado sobre el reconocimiento político plural entre las clases sociales en Venezuela sigue estando pendiente una vez pasen las elecciones.  

HENRIQUE CAPRILES

Nacimiento 11/07/1972 

Su familia 

Por el lado materno, descendiende de judíos sobrevivientes del holocausto. Por el paterno, sus antepasados vienen de Curazao. Su familia ha estado en negocios en el cine, los servicios, las inmobiliarias y los medios de comunicación. Es soltero.

Patrimonio personal

Vive en un apartamento en Baruta, donde fue alcalde. A veces anda en carros con escoltas o en su moto. El gobierno dice que su familia tiene un lujoso apartamento en Manhattan. El año pasado propuso publicar su declaración de renta, pero por ahora no se conoce. 

Estudios 

Estudió en un colegio privado de clase alta. Es abogado de la Universidad Católica Andrés Bello y se especializó en Derecho Económico. Hizo otros cursos en la Universidad Central y en la de Columbia (Nueva York).

Trayectoria profesional 

Trabajó en firmas de abogados, pero pronto se convirtió en servidor público. A los 25 años fue diputado a la Asamblea y presidente de la Cámara. Luego fue alcalde de Baruta, y gobernador del estado Miranda. Fue reelegido el 16 de diciembre.

Salario 

Además de su sueldo de gobernador, los chavistas dicen que tiene ingresos en el exterior, pero no hay pruebas.

Viajes al exterior 

El gobierno lo critica por sus viajes a Miami y Nueva York. Sus dos últimos salidas fueron a la Gran Manzana y a Colombia para encontrarse con Felipe González. En su perfil de Facebook hay unas fotos de un viaje a China.

Sus gustos 

Un amigo dice que es resabiado para comer. Solo le gusta el pollo y ama los chocolates. Es deportista y dice no tomar mucho. Usa dos rosarios de cuerda y cuentas en el cuello.

NICOLÁS MADURO

Nacimiento 23/11/1962

Su familia 

Su padre fue fundador de Acción Democrática y del Movimiento Electoral del Pueblo. Tiene varias hermanas, está casado con la diputada chavista Cilia Flores y tiene un hijo, Nicolás.

Patrimonio 

Según medios de oposición, vive en El Paraíso, una urbanización de apartamentos. Lo han visto en un Audi, pero dicen que es oficial. Durante su paso por la Asamblea algunos dirigentes lo denunciaron por enriquecimiento ilícito. La investigación no prosperó.

Estudios

Realizó sus estudios en escuela pública. Permaneció un año en Cuba formándose como líder político y pasó por la Universidad Central de Venezuela donde tomó algunos cursos. No tiene título universitario. 

Trayectoria profesional

 Fue conductor de metrobús de Caracas donde empezó a ser líder sindical. Tras conocer a Chávez, se convirtió en uno de sus escuderos, primero fue constituyente, luego diputado de la Asamblea, canciller, y por último, vicepresidente.

Salario 

Legalmente los funcionarios en Venezuela ganan máximo 12.000 bolívares, pero algunos opositores dicen que los ministros reciben más que Obama, pero es todo un misterio cuánto gana Maduro. 

Viajes al exterior 

Como canciller, Nicolás Maduro recorrió el mundo. Se le conoce un viaje personal hace unos años, con su esposa, para visitar a su maestro Sai Baba en India.

Sus gustos 

Le gustan el vino y los habanos. De joven fue roquero y tocaba la guitarra. Hace unos años mostró orgulloso una cadena de oro con un crucifijo y una imagen de Sai Baba, que llevaba en el cuello.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×