Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/19/1999 12:00:00 AM

LUCHA DE PODERES

La renuncia en bloque de la Comisión esconde una pugna con el Parlamento por la supremacía <BR>política de la Unión Europea.

El cataclismo se veía venir aunque pocos esperaban que sucediera tan pronto. El martes en la
madrugada la Unión Europea sufrió su primera crisis política de grandes proporciones. Jacques Santer,
presidente de uno de sus órganos centrales, la Comisión Europea, anunció la renuncia de la totalidad de los
miembros. La decisión seprodujo después de la presentación del informe de una 'Comisión de Sabios'
reunida para investigar acusaciones de malos manejos, nepotismo y desgreño administrativo de los
comisarios. Pero lo cierto es que en otras latitudes las conclusiones no hubieran producido ni un suspiro. En
efecto, el documento de 135 páginas habla de responsabilidades derivadas de negligencia, falta de control
sobre los subalternos y desgreño administrativo, pero termina diciendo que "el Comité no ha encontrado
casos en los que ningún comisario estuviese directa y personalmente involucrado en actividades
fraudulentas". Tampoco encontró "pruebas de que se hayan enriquecido personalmente a consecuencia de
fraudes, irregularidades o mala gestión". Lo que en realidad tumbó a la Comisión fue otra parte de las
conclusiones que sostiene, en alusión al desgreño y al desconocimiento de los problemas, que "las
autoridades políticas han perdido el control de la administración que, se supone, gestionan". Los afectados,
obligados por un código autoproclamado de responsabilidad compartida, consideraron imposible no
renunciar en esas condiciones.
Celos institucionales
Las irregularidades cometidas por los comisarios (ver recuadro), que vistas en su conjunto son irrisorias frente
a los casos de corrupción que se manejan en más de uno de los países miembros, fueron en realidad el florero
de Llorente de una pugna en la cúpula de la Unión Europea. La Comisión se vio cercada por dos intereses
aliados por las circunstancias: uno, el del Parlamento Europeo, que mira con celos que a pesar de ser el
único órgano comunitario elegido popularmente tiene mucho menos poder que la Comisión, cuyos miembros
son designados a dedo por los gobiernos. Y otro, el de los grupos que quieren frenar la institucionalización
europea, que tienen su principal baluarte en Gran Bretaña y, en menor cuantía, en Escandinavia y Alemania.
Resulta muy diciente que mientras el presidente del Parlamento, el español José María Gil Robles, calificó el
informe de "riguroso y ponderado", Santer no lo bajó de "vergonzoso". Para un experto español consultado
por SEMANA, "la crisis estalló en un momento de máxima debilidad de la Comisión, cuando era dirigida por
un presidente cuya única experiencia política era haber gobernado Luxemburgo y que carecía por la misma
razón de todo peso político". Visto desde esa perspectiva, resulta por lo menos curioso que fuera el propio
gobierno británico (que ha sido reticente en muchos temas, como el de la moneda común), el mismo que
promoviera hace cuatro años como reemplazo del apóstol de la Unión, Jacques Delors, a un personaje como
el luxemburgués Santer, quien para el experto "es como si uno nombra presidente de América Latina a alguien
por el solo hecho de haber sido alcalde de Popayán". Era casi previsible que la Comisión perdiera influencia,
y Santer contribuyó con su incapacidad para liderar y controlar a sus 19 comisarios. Por lo pronto, sin
saberse aún si serán nombrados reemplazos hasta el final del período o si los dimitentes lo terminarán al final
del año en interinidad, lo único que la mayoría de los gobiernos tiene claro es que la Comisión necesita un
peso pesado en su cabeza si se quiere mantener su supremacía. De ahí que ya se estén barajando nombres
muy conocidos (ver recuadro). Lo malo es que la crisis reventó en un momento de grandes decisiones, a
menos de dos semanas de la cumbre en Berlín sobre la Agenda 2000, que establecerá el derrotero de la
Unión en los próximos siete años. nladimiro Roca, antiguo piloto de la Fuerza Aérea Cubana e hijo del
fundador del Partido Comunista Blas Roca; la economista Marta Beatriz Roque, el académico Félix Bonne y
el abogado René Gómez Manzano estaban presos en La Habana desde mediados de 1997, acusados de
actividades 'subversivas' como invitar a la abstención y a la desobediencia civil. Y la semana pasada los
cuatro disidentes recibieron condenas de entre tres y medio y cinco años, en todos los casos menos de los
que había pedido la Fiscalía.El juicio de los cuatro hizo que las críticas llovieran sobre el gobierno de Cuba.
Las más fuertes vinieron, como de costumbre, de Estados Unidos, cuyo gobierno exigió su liberación
inmediata. El primer ministro de Canadá, Jean Chretien, anunció su intención de "revisar sus relaciones"
con la isla. El presidente Arnoldo Alemán, de Nicaragua, anunció que no asistirá a la Cumbre
Iberoamericana que se celebrará en Cuba a fines del año. Y el gobierno español expresó por primera vez
dudas sobre la viabilidad de la anunciada visita de los reyes.Por eso muchos se preguntan por qué el gobierno
de Fidel Castro resolvió asumir de nuevo la línea dura justo cuando, tras la visita del Papa Juan Pablo II, el
mundo esperaba que continuara la distensión. Como dijo a SEMANA un funcionario cubano que pidió
mantener en reserva su nombre, "los cuatro no fueron apresados por disidentes, sino por sus vínculos
estrechos y probados con Estados Unidos, porque son prácticamente asalariados de la CIA. La prueba es
que hay otros que no comparten las ideas del Estado pero tienen posturas nacionalistas, como Gustavo
Arcos Bernes o Elizardo Sánchez Santacruz, y se encuentran en libertad. Aunque le señalo que para ser
conocidos a nivel internacional tienen que hacerle el juego a Estados Unidos, de lo contrario no hay cobertura
periodística". Sea como fuere, lo cierto es que la condena de los cuatro, junto con la aprobación de una
ley que endurece las penas para esas actividades, sólo parece conducir a un mayor aislamiento internacional
del gobierno cubano. Porque, con razón o sin ella, las decisiones en La Habana siguen siendo tomadas de
cara al fantasma de la agresión continuada "y anexionista" de Estados Unidos. Los hechos de la semana
pasada parecen comprobar que en ese frente la guerra fría sigue tan gélida como siempre. nLos
órganosComisión Europea. Sus funciones se reducen a la formulación de políticas para que sean aprobadas
por el Consejo Europeo. Sus 19 miembros, que tienen funciones específicas, son elegidos a dedo por el
presidente y los gobiernos. Parlamento Europeo. Los eurodiputados se proclaman vencedores de la crisis
pues esperan controlar e incluso elegir a la Comisión, a la que consideran demasiado libre de controles
democráticos. Sus poderes hasta ahora son meramente consultivos.El Consejo Europeo. Es el órgano
supremo de la Unión, compuesto por los 15 gobiernos. Se les critica que como cuerpo tienen menos
control democrático del que reciben en sus países respectivos. Candidatos a presidenteHelmut Kohl. El ex
canciller alemán no tendría contendor posible si fuera candidatizado. La gran duda es si aceptaría salir de
su retiro para tomar el mando de un órgano tan desprestigiado.Felipe González. El ex presidente del
gobierno español cuenta con buen apoyo entre los socialistas europeos, que son mayoría en el Consejo
Europeo, y ya hizo campaña en 1997.Javier Solana. El gran problema del español es que es actualmente
secretario general de la Otan. Ha dicho que sólo aceptaría si es candidato de consenso.Leon Brittan. Es el
vicepresidente actual y el candidato natural para suceder a Santer. Pero está salpicado por el escándalo.
Antonio Guterres. Es otro con grandes posibilidades, pero se ha resistido a dar el paso por razones
personales y familiares.Romano Prodi. Ex primer ministro italiano, fue candidatizado por su sucesor,
Massimo D'Alema, quien quiere tenerlo lejos de Roma. Es una buena opción.EscandalitosSólo tres
comisarios salieron mencionados por violaciones éticas: la primera fue la francesa Edith Cresson, cuyas
actuaciones fueron en realidad el disparador del asunto. La Comisión consideró impropio que nombrara como
jefe del proyecto de investigación del sida a su dentista, quien además es su paisano del pueblo de
Chatellerault y quien claramente carecía de las calificaciones para el cargo. Los otros afectados fueron la
alemana Monika Wulf-Mathies, acusada de no seguir las normas en la contratación de su personal, y el
portugués Joao de Deus Pinheiro, quien aunque siguió los procedimientos legales cometió la indiscreción
de contratar a su cuñado como asesor personal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.