Jueves, 2 de octubre de 2014

| 2013/05/13 00:00

Lupita, la mexicana que fue canonizada con la madre Laura

También religiosa y considerada una revolucionaria, es la segunda mexicana en ser Santa.

La madre Lupita (der.), mexicana, fue la otra santa latinoamericana canonizada por el papa Francisco. Foto: EFE

María Guadalupe García Zavala, conocida por todos los mexicanos como la madre Lupita, fue la otra religiosa canonizada por el papa Francisco, en la misma ceremonia en la que la madre Laura Montoya ascendió a los altares de la Iglesia católica, como la primera santa colombiana.

La madre Lupita fue una religiosa que a los 23 años renunció a su noviazgo para dedicar su vida a los pobres y a los enfermos. Es la segunda mujer mexicana que adquiere la condición de santa

Hija de un comerciante que vendía objetos religiosos frente a una iglesia, la madre Lupita (1878-1963) fundó con un cura la congregación religiosa de las Siervas de Margarita María y de los Pobres.

Durante la revolución mexicana, la monja escondió en el hospital de la congregación a sacerdotes y hasta al arzobispo de Guadalajara (Jalisco, en el centro del país) Francisco Orozco y Jiménez. Eso le valió el favor perpetuo de la Iglesia. El Episcopado mexicano calificó como "un regalo extaordinario" su santificación.

Pero, ¿cuál fue su milagro? La hija de una enferma, Carmen Rangel Godoy, sostiene que la intercesión de la beata resultó fundamental para que su madre sanara de un derrame cerebral. Las hijas recibieron en el hospital, de manos de una religiosa, la estampita de la madre Lupita y a ella le pidieron ayuda. Aseguran que funcionó.

Lupita fue canonizada en la misma ceremonia que la colombiana Laura. Estuvieron presentes e un representante de la presidencia de México, el embajador del país en la Santa Sede y Óscar Sánchez, el obispo que promovió con más énfasis la canonización de la madre Lupita. México tiene 53 beatos y santos, 35 de ellos promovidos por el papa Juan Pablo II.

La madre Lupita se suma a María de Jesús Sacramento Venegas, la primera mujer mexicana que fue canonizada. El supuesto milagro que la santificó le ocurrió a un hombre que durante una operación entró en coma profundo. Sus familiares, en la puerta del quirófano, se encomendaron a la beata y el paciente se recuperó.

La canonización de esta religiosa mexicana además coincide en el año en que se conmemora el aniversario número 50 de su muerte.

Con información de EFE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×