Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/22/1989 12:00:00 AM

LUTO EN EL FUTBOL

Noventa y cuatro muertos en el estadio de Sheffield (Inglaterra) hacen cuestionar de nuevo la seguridad de los espectáculos de multitudes.

El estadio de Sheffield, uno de los más seguros y funcionales dentro de los parámetros ingleses, vivió la semana pasada una de las tragedias más graves de este tipo: 94 aficionados murieron aplastados contra las bardas de protección por la fuerza de la multitud enloquecida.
No era, como en otros casos, un choque entre equipos de distintas nacionalidades, y ni siquiera uno de los dos equipos era local. Por tratarse de un encuentro de semifinal, la plaza era neutral, y en función de esa circunstancia se dividieron las boletas entre los fanáticos de uno y otro bando. Aunque el Liverpool es un equipo grande, que moviliza muchos más fanáticos que el comparativamente chico Nottingham Forest, la asignación del aforo se hizo de acuerdo con la costumbre inglesa, que le da más boletas al equipo cuya sede queda geográficamente más cerca del campo donde se realiza el partido. Por eso, los hinchas del Nottingham recibieron la tribuna Hillshorough Kop, con capacidad para 21 mil personas de pie y 7 mil sentadas. Al otro lado del estadio se debían ubicar los del Liverpool, 4.500 sentados y 10 mil de pie.
Los seguidores del Nottingham, poco acostumbrados a presenciar ese tipo de partidos, ya llenaban sus localidades, mientras que en el lado contrario todavía quedaban algunos claros. En sus puertas, unos 5 mil hinchas del Liverpool que carecían de boleta esperaban a que la presión que ejercieran sobre la policía les permitiera, como en ocasiones anteriores, entrar a presenciar gratis el partido. Efectivamente lograron entrar, pero adentro el aforo no resistía más. Quienes habían llegado temprano para conseguir buen puesto en el sector de parados, fueron los primeros muertos. El partido que tanto habían esperado para ver fue suspendido antes de los 6 minutos de juego, cuando la tragedia era ya un hecho. La multitud entró a empellones sin que hubiera nadie que le indicara el rumbo a tomar. Por eso pronto se vio comprimida en el pasillo central, precisamente donde se concentraba la mayor cantidad de personas. Las vallas de seguridad, que habían sido reforzadas para evitar que los espectadores invadieran la cancha, se convirtieron, paradójicamente, en trampas mortales.

DEPORTE DE TUGURIO
El campeonato inglés de fútbol es el más antiguo del mundo, y los estadios donde se juega son también bastante viejos. La afición británica por ese deporte proviene de hace un siglo, de la época de la segunda revolución, cuando los trabajadores no tenían inconveniente alguno en permanecer parados durante horas para ver a sus ídolos. De entonces viene la costumbre, que se usa también en otros países europeos, de las tribunas de pie. El estadio de Sheffield no es una excepción. Construido en 1893, se le había considerado tan seguro que, desde 1912, las semifinales del campeonato se habían venido realizando allí. Pero según comentaristas ingleses, desde los años 30 la afición por el espectáculo se ha venido identificando con los sectores más pobres de la clase obrera, que se concentran precisamente en ciudades industriales como Sheffield y Liverpool, y que reciben de las autoridades un tratamiento inhumano. La gran diferencia de precio de las boletas hace que los pobres sean quienes llenen las tribunas de "parados", en los extremos de la cancha, y en sus entradas se concentra la acción de la policía,que usualmente se presenta montada a caballo y con todo el equipo para enfrentar una revuelta. En esas condiciones, con la perspectiva de entrar a un sitio expuesto por completo al frío y a la lluvia del norte de Inglaterra no resulta extraño que los aficionados lleguen a los extremos. Tony Banks, miembro laborista del Parlamento, declaró que "los hinchas son tratados como si fueran basura", mientras que uno de los médicos que acudieron al lugar de la tragedia, describió ese tratamiento como de "animales".
Eso explica que los comentarios en la Gran Bretaña se hayan dedicado, tras la tragedia, a cuestionar el ambiente que reina en las tribunas.Para muchos, esas circunstancias son un desafío para la multitud, que despliega sus peores instintos. En su editorial, el Sunday Times dijo que a menos que los estadios británicos se modernicen y se tomen medidas para controlar el comportamiento de los fanáticos,"el fútbol seguirá siendo un deporte tugurial jugado en tugurios, donde tragedias como la de ayer volverán a repetirse".
Por lo pronto, se anuncian las correspondientes investigaciones y la posible rehabilitación de los clubes ingleses, proscritos de las competencias continentales desde la tragedia de Heysel en 1985, sigue en entredicho. Todo parece indicar que las medidas que impulsa el gobierno, como la adopción de una tarjeta de identificación futbolera, serán complementadas con la eliminación gradual de las tribunas de pie. Pero la verguenza por la que pasan los británicos por cuenta de su afición al fútbol, no se desvanecerá tan fácilmente.

UN SIGLO DE TRAGEDIAS
-1902 Se derrumba una parte del estadio Ibrox Park, de Glasgow (Escocia) por sobrecupo. Mueren 25 personas.
-1946 Una pelea en el estadio de Bolton, Inglaterra, deja 33 muertos y más de 500 heridos.
-1961 Se derrumba de nuevo una valla en Ibrox Park. Dos muertos y 44 heridos.
-1964 La mayor tragedia de la historia. En Lima juegan Argentina y Perú, y se anula un gol a los locales. La policía usa gases y provoca una estampida que deja más de 400 muertos.
-1967 Graves disturbios en Ankara, Turquía, dejan 42 aficionados muertos, tras un gol anulado.
-1968 Estampida al término del clásico River-Boca, en Buenos Aires. Mueren 73 aficionados.
-1969 Batalla campal en un estadio. de Kinshasa, en Zaire. 27 muertos.
-1971 De nuevo el Ibrox Park resulta trágico. Se derrumba una pared y mueren 66 hinchas.
-1974 Se desploma una tribuna en el estadio Zamalek, de El Cairo. 48 muertos.
-1981 Se produce pánico colectivo en el Olimpiakos de Atenas. 21 muertos.
-1981 Mueren a consecuencia de disparos del ejército 3 personas en el estadio de Bucaramanga.
-1981 Se desprende un muro de contención en el estadio Murillo Toro de Ibagué, antes del partido Tolima-Cali. Resultan muertas 18 personas.
-1982 Mueren 60 personas a la salida del estadio Lenin de Moscú, en un partido internacional.
-1982 Al terminar el partido Cali-América, una avalancha humana causa 22 muertes.
-1985 52 muertos en un incendio en el estadio de Bradford City, en Inglaterra.
-1985 Se hunde un túnel por sobrecupo en el estadio de la Universidad de México. 8 muertos.
-1985 Los aficionados ingleses ocasionan una estampida de italianos en la final de la Copa de Europa en el estadio Heysel, en Bélgica. Los clubes ingleses son excluidos de los torneos europeos. 39 muertos.
-1988 Mueren por lo menos 20 personas al desplomarse una tribuna en Trípoli, Libia.
-1988 Mueren 105 personas en el estadio de Katmandú, cuando la multitud buscó refugio contra una tormenta tropical.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.