18 marzo 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

“Maduro aún necesita de Chávez”

ENTREVISTAHenrique Capriles, candidato a la Presidencia de Venezuela, habla de cómo busca la derrota del chavismo. Exclusivo Semana.com

“Maduro aún necesita de Chávez”. El candidato de la oposición venezolana a la presidencia, Herique Capriles.

El candidato de la oposición venezolana a la presidencia, Herique Capriles.

Por: Armando Neira y Harold Abueta.

Nicolás Maduro está en todas partes. Solemne, adolorido y de luto, frente al ataúd en donde reposan los restos del fallecido presidente Hugo Chávez Frías. Detrás de él, dándole una voz de aliento, 33 jefes de Estado y de Gobierno; también está en llamativa sudadera tricolor encabezando el desfile fúnebre que paraliza Caracas, y está a la medianoche, impecablemente vestido, recibiendo una delegación china; y también a cada instante en que como presidente encargado se dirige al país en cadena nacional; y en 13 de las 14 fotografías que conforman el mosaico del tarjetón electoral; y en las credenciales entregadas para la prensa internacional donde su rostro va de arriba abajo; y en Twitter, donde en pocas horas consiguió miles de seguidores, y en la cabeza de todas las encuestas.

A pesar de todo esto, el abogado Henrique Capriles Radonski (Caracas, 11 de julio de 1972) se muestra optimista y capaz de derrotarlo en una frenética carrera electoral en la que se elegirá el sucesor de uno de los líderes más carismáticos del continente. ¿En serio cree que usted puede ganarle a Nicolás Maduro, el elegido por el presidente Chávez? “Por supuesto que sí”, le dijo rotundamente a Semana.com en la primera entrevista que concede a un medio colombiano.

Semana.com: El candidato presidente Nicolás Maduro menciona con frecuencia el nombre de Hugo Chávez Frías. Incluso hay una página en Internet que lleva la cuenta cada vez que lo hace. ¿Usted cree que tiene que ganarle a Maduro o a la memoria de Chávez?

Henrique Capriles Radonski: El 14 de abril los venezolanos van a elegir un nuevo gobierno. Nicolás se refugia en la figura del presidente fallecido en un intento de distraer la atención de los venezolanos de su falta de experiencia, liderazgo y cercanía con la gente, pero esta batalla es con Nicolás Maduro. Él necesita la figura del presidente fallecido para poder enfrentar esta elección, porque Nicolás no tiene una gestión que avale votos del pueblo. Lamentablemente, van a usar el deceso del presidente Chávez como una herramienta de campaña política, lo cual habla mucho de lo que realmente es Nicolás. Fíjese que una de sus primeras medidas fue devaluar el bolívar, aplicar lo que aquí llamamos un paquetazo económico, y dice que fue Chávez quien firmó ese decreto. Nicolás no es capaz de asumir ninguna medida, por mala que sea, por eso usa a Chávez. Pero esta nueva elección se trata de Nicolás Maduro.

Semana.com: Asumiendo que sea así, que usted se enfrenta a Nicolás Maduro y no a la fuerte memoria del presidente Hugo Chávez, ¿cree que tiene tiempo suficiente para hacer una campaña de menos de un mes, recorrer el país y alcanzar a contarle a todo el electorado sus propuestas?

H. C. R.: Ahora más que nunca vamos a luchar, no vamos a dejar el camino libre a la corrupción, a la inseguridad, al alto costo de la vida, al desempleo. Vamos a pelear cada voto porque tenemos la patria en el corazón. El gobierno una vez más quiere hacer uso del ventajismo con una campaña corta y el abuso de los recursos públicos, pero hemos demostrado que podemos dejar la piel en esta lucha. Toda la unidad estará desplegada por el país, haremos todo lo que tengamos que hacer para lograr el objetivo.

Semana.com: Buscar la Presidencia de un país es un reto monumental, en cualquier sistema. En su caso, ¿cuál será su estrategia de campaña para lograrlo?

H. C. R.: Esto no se trata de una campaña sino de una causa, una causa que nos convoca a todos: los partidos políticos, los trabajadores, los empleados públicos, los estudiantes, todas las mujeres, hombres, abuelas y abuelos. Nuestro compromiso es pararnos de frente ante la injusticia, el engaño y el abuso. Todos a favor de una patria unida. Nuestra lucha es porque Venezuela salga adelante, porque este país sea el país que sueñan los venezolanos. Un país donde no haya más madres que lloren por la pérdida de un hijo víctima de la violencia, donde no quede un niño que no tenga acceso a una educación con calidad. Un gobierno para todos, donde los recursos, que son de todos los venezolanos, les lleguen a todos.

Semana.com: En sus discursos menciona usted constantemente la palabra justicia. En su caso particular, ¿cree que hay justicia en la campaña electoral que adelanta? ¿Tiene las garantías suficientes para hacerla?

H. C. R.: Es claro que no hay garantías institucionales en Venezuela. La campaña anterior estuvo marcada por el ventajismo electoral, el uso de recursos del Estado, el abuso de las cadenas por parte del candidato y presidente Chávez. Hoy no vemos diferencia en este sentido, pero estamos dando una lucha por el país, no podemos dejar que las instituciones a favor del gobierno controlen procesos que son civiles, de las sociedades. Es importante salir a votar, ser parte de la lucha que estamos dando.

Semana.com: La muerte del presidente Chávez produjo un dolor colectivo muy fuerte en Venezuela. ¿Usted cree que compite con un gobierno que está jugando, seguramente, con la emotividad del pueblo por el deceso del mandatario?

H. C. R.: Se compite con la verdad. Los deudos del fallecido presidente saben que están usando un momento doloroso para convertirlo en votos para Nicolás Maduro. Nosotros hemos denunciado este uso y este abuso, esta burla hacia una parte del país que está dolido y de luto. Durante las exequias ya estaban repartiendo franelas, gorras con el nombre del otro candidato, ¿crees que la gente no se da cuenta? Por eso estamos en la calle, llamando la atención con este tema. Si son capaces de usar el dolor, ¿qué otras cosas podrán hacer en contra de quienes dicen querer al pueblo?

Semana.com: A propósito de Chávez, usted ha sido muy crítico con su gobierno. Pero viendo las multitudes que lo acompañaron en su sepelio es evidente que algo bueno debió de haber hecho para que tantas personas se hayan mostrado tan dolidas. ¿Se atrevería a mencionar cinco cosas buenas que haya hecho Chávez?

H. C. R.: Siempre hemos reconocido a los seguidores del presidente Chávez y lo hemos dicho en múltiples ocasiones: aprendamos de lo bueno y dejemos que la historia haga un juicio sobre lo malo que pudo haber ocurrido. Estamos para liderar a los venezolanos en la superación de sus problemas y dificultades. Nuestra crítica gira en torno a la mala situación económica, la escasez, la falta de empleo de calidad, un modelo que no ayuda al pueblo a superarse; las misiones son positivas, pero deben dejar de ser una herramienta electoral, debe haber una mejor planificación, un mejor servicio, un mejor poder adquisitivo, y eso no existe ahora en Venezuela.

Semana.com: Por favor, ¿puede usted ser más preciso en su crítica a la mala situación económica de Venezuela?

H. C. R.: Nuestro pueblo padece hoy las consecuencias de 14 años de políticas desacertadas cada vez que va al mercado y no consigue lo que quiere o cuando el dinero no le alcanza. A pesar de la bonanza petrolera, en los últimos tres meses el salario mínimo pasó de 476 dólares a 325, sumado a una inflación que entre 1999 y 2012 acumuló 1.536 por ciento. Los venezolanos hemos visto cómo en estos 14 años se les ha regalado millones a otros países al beneficiar a otros pueblos y dejar de lado a nuestra gente. Si todo eso lo hubiésemos utilizado para invertir en nuestro país, habríamos podido construir 2,5 millones de viviendas o 13.000 escuelas. Sin embargo, un gobierno controlador ha establecido más controles, con lo que perdió 52.211 empleadores y destruyó poco más de 260.000 puestos de trabajo.

Semana.com: Este diagnóstico suyo es recogido por muchas personas que dicen que ojalá que gane Maduro para que se hunda en medio del desastre y se acabe el chavismo. ¿Comparte esa opinión?

H. C. R.: De ninguna manera. La situación es tan dramática, que no da espera. Hay que empezar ya a corregir el rumbo. Esto no es de nombres ni de un individuo, sino de un país.

Semana.com: Hablando de individuos, Nicolás Maduro la ha emprendido contra usted con temas personales. ¿Por qué?

H. C. R.: Porque Nicolás prefiere insultarme en vez de hablar de los problemas de los venezolanos. Nicolás tiene más de 100 días en el gobierno y ¿cuáles han sido las soluciones que ha visto el país? Ninguna, al contrario, tenemos una nueva devaluación (y no sé si en el momento en el que un lector lea esta entrevista ya habrá otra devaluación con la creación de un nuevo mecanismo de control). Tenemos la mayor escasez de productos y los que se encuentran tienen costos altos, la inseguridad está galopante, el mes de febrero fue el mes violento. Evidentemente Nicolás prefiere descalificarme a enfrentar estos temas.

Semana.com: Para una persona foránea, hay cosas en Venezuela que sorprenden mucho. Por ejemplo, el tarjetón para las elecciones llama la atención porque tiene 13 fotos de Nicolás Maduro y sólo una suya. Al menos, simbólicamente y por número de imágenes usted ya perdió. ¿Lo cree así?

H. C. R.: La unidad es un compromiso y va más allá de unas fotos repartidas en un tarjetón electoral. Todos los partidos políticos que se oponen al gobierno hicieron el sacrificio de no tener su tarjeta partidista, unirnos e ir todos con una misma tarjeta. No estoy solo, me acompaña el pueblo venezolano que se identifica con la Unidad.

Semana.com: Es inevitable volver al tema de Hugo Chávez, cuya memoria gravita en la cotidianidad de su país. A estas alturas, ¿ya sabe cuándo y dónde realmente murió Chávez?

H. C. R.: A estas alturas, como dices, hay muchas dudas sobre ese tema. Ni siquiera los partidarios del presidente Chávez sienten que hubo información transparente, oportuna y veraz sobre el fallecimiento del presidente.

Semana.com: Al día siguiente de la muerte de Hugo Chávez, la foto del presidente estaba en la primera página de los periódicos de los cinco continentes. ¿A qué atribuye que Chávez haya adquirido una imagen tan universal?

H. C. R.: No hay duda de que estamos frente a una circunstancia inédita por el fallecimiento de un presidente y porque los venezolanos van a acudir a elegir un nuevo gobierno. El presidente Chávez estuvo muy presente en los medios internacionales al tratarse de un hombre polémico en los encuentros internacionales, sus relaciones con Irán, Bielorrusia, Zimbawe, que generaron alertas mundiales dado que son regímenes totalitarios que han sido sancionados internacionalmente por actuaciones políticas, siempre hubo polémica internacional alrededor de Chávez.

Semana.com: Finalmente, ¿en serio cree que usted puede ganarle a Nicolás Maduro, el elegido por el presidente Chávez?

H. C. R.: Por supuesto que sí.
PUBLICIDAD
artículos relacionados

PREGUNTA SEMANA

¿Qué posibilidades le ve a Henrique Capriles de derrotar a Nicolás Maduro?

Venezuela decidirá en abril entre el legado de Hugo Chávez, con Maduro, y la renovación con Capriles. Lo invitamos a opinar.

Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad