Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/3/2013 12:00:00 AM

Maduro y Capriles se acusan de corruptos en plena calle

Seguidores del gobierno y la oposición coincidieron este sábado en manifestaciones simultáneas en las calles de Caracas.

;
EFE
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, y el líder opositor Henrique Capriles encabezaron este sábado en Caracas marchas simultáneas contra la corrupción, de lo que se acusaron mutuamente, sin perder de vista las elecciones de diciembre próximo.

La concentración opositora y la marcha oficialista, en distintos sectores de la capital para evitar incidentes, coronaron una serie de encarcelamientos de directores y presidentes de empresas y entes estatales, privados y un diputado opositor con su inmunidad parlamentaria ahora anulada, todos ellos acusados de corrupción.

"Quiero en primer lugar felicitarlos, hombres y mujeres honestos, por haber salido a dar la cara hoy a favor de la honestidad. Este no es un pueblo de corruptos. Qué triste que hayan convocado otra marcha para apoyar a los corruptos, pero qué felicidad que haya salido la mayoría del pueblo a apoyar la lucha" contra ellos, dijo Maduro al culminar la marcha de los suyos.

El jefe de Estado admitió que la corrupción no distingue entre propios y extraños, pero la atribuyó "al sistema capitalista".

Capriles, por su parte, subrayó que el Gobierno de Maduro "ya se acabó", pero que resta que la oposición gane en diciembre la mayoría de ayuntamientos para luego decidir la vía "pacífica y constitucional" que termine por derrumbarlo. "Esto no da más", dijo.

No hubo cifras oficiales ni extraoficiales de la cantidad de personas que participaron en cada una de las manifestaciones.

"Convoco a todo el pueblo de Venezuela a combatir la corrupción capitalista, esté donde esté, en la derecha corrupta o en algún funcionario traidor (víctima del) capitalismo corruptor", señaló el presidente venezolano.

En ese sentido, Maduro dijo que "cada vez hay más e importantes contingentes de venezolanos que, aunque sean minoría y estén contra la Revolución Bolivariana, están huérfanos de verdaderos dirigentes, que les digan la verdad, que actúen con honestidad".

"Así como les digo que los invito a la lucha democrática y decente a que dejen de defender a los fascistas y a los corruptos, también les digo: nosotros aquí estamos", añadió al convocarlos a sumarse a su proyecto de "construcción del socialismo".

Maduro no duda en que en las elecciones municipales del 8 de diciembre su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados ganarán la mayoría de las 337 alcaldías del país, 267 de las cuales ya controlan tras los comicios de noviembre de 2008.

"¿Van a dejar ustedes, aquellos que no son fascistas, aquellos que no son corruptos, que los hay, así sean minoría, van a dejar que un pequeño grupo, con mucho poder económico, termine por destruir a la oposición?", se preguntó.

"Nosotros sabemos qué vamos a hacer: vamos a seguir defendiendo al pueblo, vamos a seguir construyendo una patria socialista y frente a las corruptelas y a la conspiración de la derecha vamos a tener mano dura", advirtió.

En la otra manifestación, Capriles proclamó que tanto el Gobierno chavista como la revolución bolivariana están acabados.

"Esto no da para más. Ya esto se acabó. Esta revolución se acabó. Yo no vengo a pedirle al Gobierno que rectifique. No. Yo vengo aquí a decirle a ustedes que debemos salir de este Gobierno, porque esto no va a cambiar, esto es cada día peor", manifestó en su mitin.

Capriles admitió que en la oposición hay que neutralizar a los que buscan un golpe de Estado, centrarse en ganar holgadamente las municipales y luego decidir la vía "pacífica y constitucional" para poner fin a un Gobierno que la semana pasada cumplió cien días, pero que es continuación de la gestión de 14 años del fallecido presidente Hugo Chávez.

Una Asamblea Constituyente, un referendo revocatorio del mandato de Maduro y otras alternativas se barajarán tras los comicios, sostuvo, pero aclaró: "todo lo que nosotros construyamos tiene que estar en la Constitución".

"No inventemos otras vías. No dejemos que otros, que quieren pescar a río revuelto, nos saquen de allí", exhortó a sus seguidores y mencionando encuestas que no identificó aseguró que en la actualidad "alrededor del 60 % del país está del lado del cambio" y que si ese porcentaje se eleva a 70 % u 80 % "vendrá el cambio".

Para ello, evalúo, ya "están dadas todas las condiciones", entre ellas una que llamó clave: que la oposición sea mayoría.

"El Gobierno va palo abajo en apoyo popular. Esa es la clave. Entendamos que el cambio se logra con apoyo del pueblo. No hay forma de lograr el cambio sino tenemos el apoyo mayoritario del pueblo, entonces está servida la mesa", remarcó.

Capriles repitió que fue víctima de un supuesto fraude en las presidenciales del 14 de abril pasado, oficialmente ganadas por Maduro, a quien por ello llama ilegítimo, pero con una diferencia "muy cerrada", de alrededor de 200.000 votos, la que pidió transformar en una "victoria abrumadora" en diciembre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.