Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/24/2017 10:30:00 AM

"Dictadura teme la verdad y golpea a medios": Almagro

El secretario general de la OEA se pronunció ante la decisión del gobierno de Maduro de sacar del aire a Caracol Televisión y a RCN.

Caracol Televisión se sumó a la lista de seis medios que ha sacado del aire repentinamente el gobierno de Nicolás Maduro. Entrada la noche del miércoles la decisión fue divulgada por el mismo medio de comunicación. Los televisores de los venezolanos ya no transmitían la señal, solo había un letrero que decía “programa no disponible por restricciones del proveedor”.

Según Caracol, Conatel, la autoridad de telecomunicaciones en Venezuela, ordenó sacarlos del aire. “Lamentamos profundamente la decisión del Gobierno de Venezuela de sacar a Caracol Televisión del aire. Noticias Caracol siempre ha desempeñado su labor periodística de manera objetiva y veraz, y siguiendo principios que consideramos fundamentales: ofrecer periodismo con contexto y escuchar todos los puntos de vista. Esperamos que en un futuro cercano el pueblo venezolano pueda volver a recibir nuestra señal para permitirnos ofrecerle nuestro cubrimiento y análisis como lo hemos hecho hasta el día de hoy”, informó Caracol respecto a la decisión.

Puede leer: Canal de El Tiempo fue censurado en Venezuela

La medida del gobierno de Maduro en contra del medio de comunicación suscitó las críticas del secretario general de la OEA. “Dictadura teme la verdad y golpea a medios. Salida del aire de @CaracolTV y @CanalRCN es un paso más en la sistemática violación a libertad de prensa”, escribió en su cuenta de Twitter Luis Almagro.

Y es que RCN Televisión denunció después que también fue excluido por el Gobierno venezolano de la parrilla televisiva de ese país.

"RCN, Noticias RCN y el sistema de canales internacionales de RCN rechazan de manera categórica el acto administrativo de censura en contra del canal Nuestra Tele, decisión adoptada en el día de ayer (...) por la comisión nacional de telecomunicaciones de Venezuela", reza un comunicado de la cadena.

Estos episodios se dan en medio de las tensiones políticas por la protección que le otorgó Colombia a la exfiscal y chavista disidente Luisa Ortega, quien salió de Venezuela y ha prometido pruebas sobre la forma en que operó la corrupción de Odebrecht en altas esferas del gobierno.

En contexto: Odebrecht en Venezuela, una bomba a punto de estallar

Según el diario El Nacional, la razón por la que Caracol ya no está en la parrilla de los venezolanos es la exfiscal. "La cobertura que los canales le dieron a la fiscal general de la república en su estadía en Colombia fue el empujón para que se atacara nuevamente la libertad de expresión", aseguró el medio que, además, afirmó que la decisión fue tomada tras una reunión de los principales cableoperadores del país.

Foto AFP.

Maduro había denunciado hace unos días una "campaña terrible" contra su gobierno y señaló directamente a medios colombianos como Caracol y los diarios El Tiempo y El Espectador.

Conatel en febrero pasado también dispuso la salida de CNN en Español y dos meses después la del canal colombiano El Tiempo y el argentino Todo Noticias. En 2014 el canal colombiano de noticias NTN24 también salió de la parrilla por instrucciones del organismo.

La acción contra dos de los principales medios de comunicación privados de Colombia enrarece aún más la relación entre ambos gobiernos. El presidente Juan Manuel Santos, que ha acusado a Maduro de llevar a Venezuela hacia una dictadura, ofreció protección y asilo a la exfiscal Ortega, quien huyó de su país denunciando una persecución política.

Con información de AFP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?