Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2000/12/18 00:00

Mentiras, adiós

Mentiras, adiós

Dicen que las mentiras son el aceite de las relaciones sociales y que la humanidad no funcionaría si todo el mundo dijera siempre toda la verdad. Pero si se populariza un aparato recientemente lanzado en Corea del Sur mentir pasará al rango de las actividades de alto riesgo. Se trata de un detector portátil de mentiras llamado ‘Handy Truster’, que trabaja analizando el grado de estrés en la voz del interlocutor. El aparato, del tamaño de la palma de la mano, requiere 10 segundos de conversación para saber si el interlocutor está mintiendo. Sin embargo la precisión es sólo del 84 por ciento. O sea que los amantes infieles, los políticos y los artistas del engaño tienen un margen de disculpa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.