Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/02/03 16:20

El 'superavión' de Peña Nieto aterriza en México

Pese a las críticas, la lujosa aeronave, valuada en unos 218,7 millones de dólares, fue adquirida por el Gobierno. Se trata del avión más moderno que hoy tiene un mandatario en el mundo.

El 'superavión' de Peña Nieto aterriza en México Foto: Presidencia de México

El avión "José María Morelos y Pavón" que recientemente adquirió el presidente de México, Enrique Peña Nieto, no es cualquier aeronave. Se trata de un jet Boeing 787 Dreamliner que el Gobierno compró para movilizar al mandatario y su comitiva a cualquier parte del mundo.

Sofisticados equipos de comunicación, un área especial para el descanso del presidente y otra para trabajar durante los vuelos son algunas de las remodelaciones que la administración Peña Nieto le hizo a la aeronave antes de que aterrizara en el país azteca.

La cuenta que tendrá que pagar el Gobierno por su compra es larga. A los 218,7 millones de dólares -o 2.952 millones de pesos a un cambio de 13,50 pesos por dólar, gracias a la contratación de una cobertura del tipo de cambio- que costó la aeronave, según CNN, hay que sumarle los 32 millones de dólares de la remodelación y la adecuación a la que se debió someter el hangar presidencial del aeropuerto de la Ciudad de México.

El revolcón con el que ha tenido que cargar el presidente desde cuando confirmó la transacción tomó fuerza cuando la prensa local reveló que la encargada de hacer los ajustes en el hangar, que según estimaciones rodean los 77,5 millones de dólares, estuvieron a cargo de una filial de la constructora Higa, la misma que vendió la llamada “Casa blanca”, que enredó a Angélica Rivera, esposa del mandatario.

El nuevo Dreamliner que acompañará al presidente Peña Nieto podrá volar sin aterrizar durante 20 horas, consume 20 % menos combustible y aunque no se conoce una cifra oficial, el modelo original puede transportar entre 217 y 323 pasajeros, según su configuración. Sin embargo, según los conocedores, las adecuaciones como salas de reuniones y de descanso reducirán ostensiblemente la cantidad de pasajeros que pueda llevar. 

"Encargado por el gobierno de Felipe Calderón, el nuevo avión, que ha sido llamado “José María Morelos y Pavón”, sustituirá al actual TP-01 “Presidente Juárez”, un Boeing 757-225 en operaciones desde 1988, cuando fue comprado por el gobierno de Miguel de la Madrid", informó en su portal web la revista Proceso.

Para muchos la compra no es un lujo sino un asunto de seguridad nacional, pues en la flota aérea oficial han muerto altos funcionarios por fallas mecánicas en los aviones en que se movilizaban.

De acuerdo con la BBC, el 21 de septiembre del 2005 murió el entonces secretario de Seguridad Pública, Ramón Martín Huerta, al desplomarse el helicóptero en que viajaba. Tres años después, en octubre del 2008, falleció el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño.

La lluvia de críticas que le han caído al Gobierno corre por cuenta del conocido opositor y candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien ha insistido en destacar que ni el presidente Barack Obama ha invertido en una nave tan costosa.

Por lo pronto, mientras la tripulación se ajusta al nuevo ‘superavión’, en la retina de los mexicanos queda el dinero que tendrá que desembolsar el Gobierno hasta el 2027, según el programa establecido por la Secretaría de Hacienda, cuando por fin terminen de pagar el costo del ‘avión de la discordia‘.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.