Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/20/2010 12:00:00 AM

México: liberan al político Diego Fernández de Cevallos

Con la puesta en libertad del ex candidato presidencial Diego Fernández, concluye uno de los secuestros de mayor impacto de los últimos años en México.

;
BBC
El excandidato presidencial Diego Fernández de Cevallos, uno de los políticos más influyentes de México, fue liberado después de siete meses en cautiverio.
 
El llamado Jefe Diego llegó a su casa en un barrio residencial de Ciudad de México, a bordo de un automóvil y acompañado por guardaespaldas.
 
Sereno, vestido con ropa informal y una prominente barba blanca, Fernández de Cevallos habló con decenas de periodistas que le esperaban.
 
“Me encuentro bien, gracias a Dios, estoy fuerte y mi vida seguirá siendo la misma”.
 
“Por lo que se refiere a los secuestradores, por supuesto que como hombre de fe ya perdoné, y como ciudadano creo que las autoridades tienen una tarea pendiente, pero sin abuso, sin atropellos, sin flagelaciones”, señaló.
 
En un comunicado la Presidencia de México informó que la Procuraduría (fiscalía) General de la República continuará las investigaciones “para aprehender a los responsables y llevarlos ante la justicia”.

Hasta el momento se desconoce el monto del rescate pagado por su liberación, ni tampoco se sabe la identidad de los plagiarios que se hicieron llamar “Misteriosos Desaparecedores”.

“Reto al Estado”
 
El secuestro de Fernández de Cevallos es el de mayor impacto en la historia reciente del país.
 
El Jefe Diego es líder de un importante grupo político en el partido en el gobierno, Acción Nacional, y su influencia ha sido determinante en decisiones fundamentales para el país.
 
Gracias a su apoyo fueron posibles reformas constitucionales que permitieron, por ejemplo, restablecer la relación diplomática entre México y el Estado Vaticano.
 
Así, el secuestro fue interpretado como un golpe directo a la clase política en el poder, algo que no sucedía desde 1974 cuando un grupo guerrillero secuestró al candidato a gobernador de Guerrero, Rubén Figueroa.

Analistas y organizaciones civiles dicen que el plagio de Fernández es, además, una muestra de la situación que vive México desde hace cuatro años.

“Es un reto al Estado, marca un avance de la violencia y la escalada de secuestros que se presentan en todos lados”, le dijo a BBC Mundo José Ortega Sánchez, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal.

Ortega Sánchez insistió que, una vez concluido el plagio, la PGR debe reanudar las pesquisas para detener a los secuestradores.

“Vivir para adelante”
 
El plagio de El Jefe Diego llamó la atención no sólo por el perfil de la víctima, sino por el lenguaje político utilizado por sus plagiarios, algo inusual en las bandas de delincuencia organizada.
 
Por eso, algunos dijeron que detrás del secuestro habría grupos armados clandestinos, e incluso la guerrilla más activa del país, el Ejército Popular Revolucionario (EPR) se deslindó públicamente del caso.
 
El grupo ha sido señalado como autor de otros plagios de alto impacto, como el del banquero Alfredo Harp Helú en la década de 90.

Pero la identidad de los secuestradores de Fernández de Cevallos se desconoce.

Oficialmente la PGR suspendió la investigación hace varios meses, porque la familia pidió espacio para negociar con los plagiarios.

Las autoridades aceptaron la solicitud, dijo el presidente Felipe Calderón en una entrevista con Radio Trece, una radiodifusora de Ciudad de México.

“Hay una petición expresa de la familia precisamente de no hacer un involucramiento que pudiera afectar la vida de Diego Fernández de Cevallos, y eso hemos hecho”, indicó.

En su comunicado, la Presidencia mexicana dijo que se reanudarán las pesquisas.

Por lo pronto, El Jefe Diego no dijo si volverá a la política, actividad de la que se mantenía semirretirado y en donde se destacó por su carácter fuerte y proclive al debate.

“Tengo una actitud definida: vivir para adelante sin miedos, sin cobardías, sin arrogancias”, reconoció.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.