Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/01/09 21:00

Chalecos criminales, una trampa para los migrantes

A la desgracia de tener que cruzar en invierno el mar Egeo en un bote inflable, los migrantes que buscan llegar a Europa se enfrentan a una nueva circunstancia criminal.

La semana pasada las autoridades de Turquía, que rescataron más de 34 cuerpos, descubrieron que casi todos llevaban salvavidas falsos. Y al mismo tiempo, la Policía incautó en un taller del puerto de Esmirna 1.200 de esos chalecos que los traficantes de personas les venden a un precio muy inferior. Lo grave es que están rellenos de productos de desecho, lo que los transforma más en un ancla que en un flotador. La nueva tragedia llevó a más de 3.780 la cifra de ahogados en el cruce de continentes, según la Organización Internacional para las Migraciones. Turquía y la Unión Europea (UE) firmaron el mes pasado un pacto para que la primera aumente los controles para evitar la salida de refugiados, por lo cual Ankara recibiría a cambio 3.000 millones de euros y la exoneración de visado en la entrada a la UE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.