Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/08/15 22:00

Milicianos blancos y armados

Tensión durante los disturbios que marcaron esta semana el aniversario de la muerte de Michael Brown, el joven negro que murió a tiros por un policía blanco en Ferguson.

Milicianos blancos y armados

La tensión aumentó por la presencia de unos hombres blancos armados con rifles de asalto y chalecos antibalas en las calles y techos por donde pasaban los manifestantes negros. Pertenecen a un grupo conocido como Oath Keepers o Guardianes del Juramento, que vela por “defender la Constitución contra todos los enemigos extranjeros o nacionales”. Lo irónico de la situación es que mientras que un grupo de negros fue arrestado de forma incorrecta bajo sospecha de posesión de armas de fuego, a los milicianos blancos la Policía no les dijo nada. Por su parte, los milicianos han respondido que fueron a Ferguson para proteger a toda la gente, aunque la Policía diga que la presencia de este grupo es innecesaria. A raíz del episodio, Estados Unidos se ve obligado a reflexionar sobre sus prevenciones racistas y el porte de armas que asegura la segunda enmienda de la Constitución.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.