Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/18/2016 10:00:00 PM

¿Los millennials son apolíticos o sólo incomprendidos?

Siempre se habla de que las nuevas generaciones cada vez están más alejadas de la política. Sin embargo, se ha demostrado que no es falta de interés, sino un cierto desencanto con que nada cambie.

La discusión es de nunca acabar. El tema desvela a analistas, expertos en marketing político y hasta a los mismos medios de comunicación. Esta semana, un artículo en el diario británico The Guardian presentó un sondeo realizado en Australia que podría dar explicaciones en la mayoría de países occidentales.
 
En Sydney, el Instituto Lowy para la Política Internacional realizó una encuesta de largo alcance que encontró que el 42 % de los australianos de entre 18 y 29 años piensan que la democracia es “la forma preferible de gobierno”, contra el 65 % de los mayores de 30 años. Y cuando se les preguntó por qué no la apoyan, la mayoría contestó que “sólo sirve a los intereses de unos pocos” y que “no hay diferencias reales entre las políticas de los partidos”.
 
El diagnóstico es claro. Los adultos jóvenes tienden a ser escépticos sobre el sistema, el orden mundial y los valores democráticos, sobre todo cuando han vivido siempre en una democracia neoliberal.
 
Sin embargo, los millennials tienden a participar más activamente en organizaciones e iniciativas de caridad y ayuda social. Además, expresan creativamente sus posiciones políticas y son mucho más comprometidos con las problemáticas sociales que las generaciones anteriores. Al ser llamados “nativos digitales”, esta suerte de lobby joven se da sobre todo en las redes sociales, donde los millennials no sólo promueven material político, sino también el debate, y animan a otros a actuar.
 
La coyuntura también lo demuestra. Las recientes elecciones primarias en Estados Unidos han dejado ver por lo general una generación de jóvenes comprometida con su país, pero que está cansada de las élites del establishment que no permite el cambio.
 
Precisamente, los expertos explican el enorme apoyo de los jóvenes demócratas a Bernie Sanders porque representa una perspectiva innovadora que barre con los estereotipos de los políticos tradicionales.
 
Tal vez los millennials sólo son incomprendidos. Y los grandes rasgos que los caracterizan podrían explicarlo. En la Generación Y, compuesta por las personas nacidas después de 1980 y antes del 2000, el paradigma social cambió. Actualmente se habla de las transformaciones laborales, pues los millennials se aburren trabajando en un lugar que no les permita crecer, prefieren horarios laborales flexibles y un ambiente creativo que les permita innovar.
 
Lo mismo sucede con la política. Quieren romper los paradigmas anteriores y crear nuevas formas de comprender los fenómenos sociales y hacer algo por solucionarlos. Quizá los millennials no son apolíticos, sólo quieren un cambio.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.