Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2001/07/02 00:00

Ministro avergonzado

Ministro avergonzado

Al ministro de Transportes de la República Checa, Jaromir Schling, no le sirvió ser especialista en el tema ni antiguo instructor de automovilismo para evitar el peor oso de su vida. Schling acaba de introducir, como su gran novedad, unas reglas para la expedición de licencias de conducir. Para regocijo de sus críticos el ministro no fue capaz de pasar el examen teórico que él mismo había ordenado. Lo peor fue que el “desastre” tuvo lugar en medio de una conferencia convocada para hacer el lanzamiento oficial de la nueva reglamentación. Aunque el funcionario no perderá ni el puesto ni el pase se declaró “muy molesto consigo mismo”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.