Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/21/2012 12:00:00 AM

Misión de Naciones Unidas en Siria amplía su permanencia por 30 días

"Si la situación no cambia, la misión de observadores en Siria se retirará en 30 días", afirmó el embajador británico ante la ONU, Mark Lyall Grant, quien insistió en que se le brinda a la misión "una oportunidad final para que cumpla su mandato".

El Consejo de Seguridad de la ONU votó este viernes de forma unánime a favor de ampliar por un periodo final de 30 días la Misión de Supervisión de las Naciones Unidas en Siria (UNSMIS), y así proporcionar oxígeno a la labor mediadora de Kofi Annan y su plan de paz para el país árabe.
 
Bajo la presidencia de turno del embajador de Colombia ante la ONU, Néstor Osorio, los quince miembros del Consejo, dieron luz verde a una resolución presentada por Reino Unido, Francia, Alemania y Portugal, que da ese plazo final a la UNSMIS y que toma en consideración "las implicaciones operativas y la cada vez mayor situación de peligrosidad de Siria".
 
La unidad con la que en este viernes decidió el máximo órgano internacional de seguridad, no pudo lograrse el pasado jueves, cuando Rusia y China ejercieron su doble veto y rechazaron otra resolución que contemplaba la imposición de sanciones económicas y diplomáticas al régimen de Damasco y la renovación de la misión por 45 días.
 
"Esta resolución aprobada es equilibrada y se dirige a todas las partes sirias. Si ayer se hubiera exhibido ese acercamiento, la resolución se hubiera aprobado. La de ayer era inaceptable", dijo al término de la reunión el embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin.
 
Para la embajadora de EE.UU., Susan Rice, "la decisión que se ha tomado hoy permitirá a la UNSMIS retirarse de manera segura y ordenada".
 
Asimismo, la funcionaria norteamericana agregó que en "el improbable caso de que la situación sobre el terreno cambie y el Gobierno cese el uso de armamento pesado y el nivel de violencia se reduzca para que la UNSMIS opere con libertad y cumpla su mandato, estaremos preparados para revisar si la misión puede o no continuar".
 
Ese cambio en la situación permitiría a los observadores militares desarmados implementar su mandato y los puntos del plan de paz de Annan, que incluyen el apoyo a la transición política, recordó Rice.
 
El plan de paz de Annan, que entró en vigor el 12 de abril, pero se incumple por parte de Damasco, estipula el cese de las hostilidades, la retirada de los tanques de las ciudades, la liberación de los detenidos de forma arbitraria y el inicio de un diálogo, entre otros puntos.

En el documento aprobado, los quince miembros del Consejo de Seguridad expresaron su preocupación por la situación de seguridad en la que se encuentran los 300 observadores militares no armados y el centenar de civiles desplazados en Siria.
 
"Pedimos a las partes que garanticen la seguridad del personal de UNSMIS sin perjuicio de su libertad de movimiento y acceso, además de subrayar que la responsabilidad principal en ese sentido recae sobre las autoridades sirias", señala la resolución aprobada.
 
Igualmente expresa "la voluntad de renovar el mandato de UNSMIS únicamente ante la eventualidad de que el secretario general (de la ONU, Ban Ki-moon) lo pida y el Consejo confirme el cese del uso de armamento pesado y una reducción suficiente del nivel de violencia como para que la misión cumpla su mandato".
 
"Es una decisión responsable y realista", señaló por su parte el embajador alemán ante la ONU, Peter Wittig, que al igual que sus colegas británico y estadounidense fueron muy críticos con el doble veto del día anterior de Moscú y Pekín.
 
Los países reiteraron que de hoy en 30 días la situación en Damasco tiene que mejorar lo suficiente para que la UNSMIS pueda ejercer su mandato, de lo contrario "se iniciará la retirada", señaló el diplomático británico.
 
Sin embargo, la intensificada represión de las fuerzas del régimen de Damasco contra opositores y población civil causó de nuevo este viernes decenas de muertes, aunque la cifra está por confirmarse.
 
Mientras la Comisión General de la Revolución Siria señaló que 64 personas fallecieron, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos situó el número en 74 y los Comités de Coordinación Local, en 145.
 
Desde que en marzo del 2011 el régimen del presidente Bachar al Asad inició la represión y la violencia contra los grupos de oposición y la población civil, se han producido más de 15.000 muertos en el país, así como decenas de miles de desplazados a los vecinos Turquía y Líbano, y más de un millón de desplazados internos.
 
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.