Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/29/2012 12:00:00 AM

Mitt Romney, el candidato republicano oficial a la presidencia de EE.UU.

El exgobernador de Massachusetts obtuvo en las primarias de Texas los 1.144 delegados necesarios para lograr la nominación y enfrentar al presidente estadounidense, Barack Obama, en las elecciones de noviembre.

El exgobernador de Massachusetts Mitt Romney se convirtió este martes matemáticamente en el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, al superar con su triunfo en las primarias de Texas los 1.144 delegados necesarios para lograr la nominación.

Al poco tiempo de cerrar las urnas en el estado de Texas, las proyecciones de las principales cadenas de televisión atribuyeron al empresario de 65 años el número de delegados necesario para asegurar la nominación y enfrentar al presidente estadounidense, Barack Obama, en las elecciones de noviembre.

Aunque la nominación de Romney sólo se hará oficial en la Convención Nacional republicana, la cual tendrá lugar a finales de agosto en Tampa (Florida), los delegados que alcanzó el exgobernador en Texas le permitieron superar un umbral que, en la práctica, le garantiza la posición.

"#1144. Gracias. Sean cuales sean los retos que encontremos, no nos conformaremos con nada menos que con devolver a Estados Unidos al camino de la prosperidad", escribió Romney poco después en su cuenta oficial de Twitter.

Con menos de la mitad de los votos escrutados en Texas, la CNN proyectó que Romney logrará al menos 91 de los 155 delegados que se disputan en ese estado, y que se sumarán a su cuenta de al menos 1.066 representantes que votarán por él en la convención de Tampa.

El exgobernador de Massachussetts cuenta con un único rival en las primarias, el congresista Ron Paul, que ya no está haciendo campaña y para quien los resultados en su estado natal se auguraban tímidos.

Romney no se encontraba en Texas para celebrar la ansiada cifra de delegados, sino que pasó la jornada en Colorado y Nevada, dos estados clave de cara a las elecciones de noviembre y en los que continuó desplegando su discurso electoral, centrado en la débil recuperación económica de Estados Unidos bajo la gestión de Obama.
 
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.