Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/10/2000 12:00:00 AM

Mordaza judicial

Al iniciarse dos procesos contra medios corren vientos de tormenta para la libertad de prensa en Venezuela.

Dos juicios contra medios de comunicación que se inician esta semana tienen en ascuas a los defensores de la libertad de prensa en Venezuela. Se trata de la revista Exceso y el semanario La Razón, cuyos procesos comenzarán el 15 y el 17 en Caracas. Los dos fueron demandados por supuesta difamación, lo que en circunstancias normales no sería extraordinario. Pero esta es la Venezuela de Hugo Chávez, en la que los jueces han sido nombrados por el Ejecutivo y el presidente no ha ocultado nunca su desprecio por los periodistas que no están con él.

El proceso contra el editor Ben Amí Fihman y la periodista Faitha Nahmens, de Exceso, tuvo lugar hace tres años por un reportaje sobre el crimen del empresario Casto Martínez, cuyo yerno Folco Falchi estaba vinculado a la estafa del Banco Latino. El asunto prescribió hace un año pero Ginebra Martínez de Falchi, hija del asesinado, insiste en reabrir el juicio amparada en el desorden creado por la reestructuración del sistema judicial, el nuevo Código de Procesamiento Penal y la nueva Constitución que consagra el polémico artículo del derecho a la información veraz, considerado por muchos como una amenaza a la libertad de expresión.

Exceso es una revista mensual dedicada a temas ligeros y a investigaciones sobre actualidad. Y su editor Fihman fue el anfitrión, el año pasado, de la delegación de la ONG Reporteros sin Fronteras, que visitaron el país para abogar por la eliminación del artículo 58. En esa oportunidad Chávez los llamó “Reporteros sin vergüenza”.

Los periodistas se encuentran huyendo. Fihman dijo desde Europa a SEMANA que: “El gobierno está utilizando los tribunales para amedrentar a la prensa”. La Asociación Mundial de Periódicos y la propia Reporteros sin Fronteras han denunciado “las numerosas irregularidades que siguen marcando el proceso de Nahmens y Fihman” y piden al fiscal Javier Elechiguerra y al presidente de la comisión reestructuradora del poder judicial, Manuel Quijada, que anulen la orden de detención.

Por su lado, el juicio que se abrirá el 17 contra La Razón es aún más delicado. El acusador es Tobías Carrero, financista electoral de Chávez y socio del presidente del congresillo, Luis Miquilena, y de Quijada. Su demanda es por publicar los 46 casos de corrupción que los tres comandantes ex golpistas Francisco Arias Cárdenas, Jesús Urdaneta y Joel Acosta Chirinos denunciaron.

La Razón es un semanario alternativo en el que confluyen desde ‘Carlos’ Ilich Ramírez, que escribe desde su celda parisiense, hasta Chávez, quien lo hacía antes de ser Presidente. Pablo López, su director, desconfía de la justicia. “No tenemos Estado de derecho. El Poder Judicial está subordinado al Ejecutivo. No hay un juez en Venezuela, por muy valiente que sea, que se pronuncie contra las autoridades, que han sido designadas por Miquilena y Chávez. Si no conseguimos aquí justicia la buscaremos afuera. Lo que está en juego es la libertad de expresión”, declaró a SEMANA.

Los dos medios son miembros del Bloque de Prensa de Venezuela y de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Los representantes venezolanos de estos organismos, Juan Manuel Carmona y Andrés Mata, van a denunciar las amenazas a la libertad de expresión ante la asamblea de la SIP que se celebra en Cancún, México.

El enjuiciamiento a Exceso y La Razón viene precedido de feroces ataques de Chávez contra los medios, a los que cataloga de “mentirosos y enemigos de la revolución”.Esto ha hecho proliferar panfletos con listas de medios y periodistas señalados como “traidores a la patria”. Ese panorama de intimidación pesa, como una espada de Damocles, sobre los comunicadores del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.